España comienza el despliegue de la batería de misiles Patriot y 145 militares en Turquía

Una unidad de la batería antiaérea "Patriot"del Ejército español lanza un misil durante unas maniobras en Mazagón (Huelva).
Una unidad de la batería antiaérea "Patriot"del Ejército español lanza un misil durante unas maniobras en Mazagón (Huelva).

Las Fuerzas Armadas españolas han iniciado ya el traslado al sur de Turquía de la batería de misiles Patriot para que forme parte del dispositivo defensivo que la OTAN para proteger a la población civil ante posibles ataques de la frontera con Irak y Siria.

Las Fuerzas Armadas españolas han iniciado ya el traslado al sur de Turquía de la batería antiaérea de misiles Patriot para que forme parte del dispositivo defensivo que la OTAN puso en marcha en 2013 para proteger a la población civil de este país ante posibles ataques provenientes de la frontera sur con Irak y Siria.

La batería Patriot, del Regimiento de Artillería Antiaérea 74 con sede en San Roque (Cádiz) y Sevilla, ha sido embarcada en los buques de transporte 'Martín Posadillo' y 'Camino Español' en el puerto de Algeciras, desde donde partirán para poder comenzar esta misión de la OTAN el próximo mes de enero.

La Alianza Atlántica desplegó este dispositivo defensivo a petición de Turquía después de que proyectiles procedentes de Siria, donde el Ejército de Bachar el Asad se enfrentaba a las milicias opositoras, cayeran en territorio turco. El agravamiento de la situación en la zona, a la que se ha unido el conflicto iraquí, han motivado la continuación de esta misión.

Despliegue multinacional

Con el despliegue de su batería Patriot, España tomará el relevo de Países Bajos enviando unidades similares a las que mantienen otros países como Alemania y Estados Unidos: un contingente formado por unos 145 militares, seis lanzadores y el sistema de radar asociado, que podrían permanecer un año en Turquía, considerada la 'frontera sur' de la OTAN.

Este despliegue se complementa con el de unidades similares norteamericanas y alemanas que mantienen en Kahramanmaras y Gazíantep, respectivamente. Estos sistemas de defensa antimisil estarán bajo control operacional y mando táctico del AIRCOM, el mando aéreo de la OTAN desplegado en Ramstein (Alemania).

La batería antiaérea Patriot que desplegará España fue adquirida a Alemania en diciembre de 2004 por el Gobierno socialista, que en su día informó de que el coste había ascendido a unos 100 millones de euros.