España zanja la queja británica y defiende que los controles son legales

Margallo comparecerá en el Congreso en septiembre por iniciativa propia

Conductores esperan en la Línea de la Concepción (Cádiz) para cruzar a Gibraltar
Conductores esperan en la Línea de la Concepción (Cádiz) para cruzar a Gibraltar

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores calificaron de «firme y dura» la nota verbal en contestación a la queja formal que la Embajada británica en Madrid emitió al departamento dirigido por José Manuel García-Margallo la tarde del martes. En la referida nota, España reitera que los controles realizados en la verja de La Línea son consecuencia de la no pertenencia de Reino Unido al conjunto de países firmantes del acuerdo de libre circulación de Shengen y que se están realizando con profesionalidad y conforme a la legalidad, a pesar del «acoso» que están recibiendo miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en determinadas páginas webs gibraltareñas. La nota emitida por Exteriores recuerda asimismo que España está «obligada a realizar los controles» en cumplimiento de la legislación nacional y comunitaria. Los registros son además «irrenunciables» para poner coto al tráfico ilegal de tabaco, que utiliza la colonia como base; de hecho las aprensiones de cajetillas de tabaco han aumentado un 213% entre 2010 y 2012. En referencia al istmo de Gibraltar, Exteriores también subraya en el texto remitido al Gobierno británico que se trata de una «ocupación ilegal condenada por el Derecho Internacional». Por otra parte, ayer se hizo público también que José Manuel García-Margallo comparecerá durante la primera quincena de septiembre (en el periodo ordinario de sesiones) ante la comisión de Asuntos Exteriores del Congreso para dar cuenta de la escalada de tensión vivida en Gibraltar a raíz del hundimiento, por parte de las autoridades del Peñón, de hasta 70 bloques de hormigón que han arruinado quizá irreversiblemente un caladero faenado por pescadores españoles. Fuentes de Exteriores confirman que el ministro informará al Congreso por iniciativa propia y que la solicitud de comparecencia tuvo lugar el pasado lunes, el mismo día en el que el Grupo Parlamentario Socialista registraba en la Cámara Baja un escrito en el que solicitaba la presencia de García-Margallo en la Comisión Mixta para la Comunidad Europea. El secretario del PSOE para la UE, Juan Moscoso, envió además una comunicación al Secretario de Estado para la UE, Íñigo Méndez de Vigo, en el que se mostró partidario de «contribuir al diálogo y al establecimiento de cauces normales para resolver las cuestiones relativas a Gibraltar».