González acepta reformar financiación en 2014 y está satisfecho con que no haya modelo «a la carta»

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha afirmado este lunes a su salida del Comité Ejecutivo Nacional del PP que éste ha sido "muy clarificador para todos"al señalar que la nueva financiación autonómica, que quedará pospuesta para el segundo trimestre del año, supondrá que no habrá "ningún modelo a la carta para nadie".

González ha acudido a la reunión con la idea de defender la necesidad de reformar urgentemente la financiación autonómica argumentando que el compromiso adquirido en la Conferencia de Presidentes era tenerla terminada a primeros de 2014. No ha conseguido que el presidente del partido y del Gobierno, Mariano Rajoy, accediera a su propuesta pero sí ha salido con una fecha para esa reforma, el segundo trimestre del próximo ejercicio.

"Hay un compromiso claro de que el modelo se va a cambiar. En marzo se va a presentar una reforma fiscal que hará que en el segundo trimestre del año que viene, y en base a esa reforma, se establezca un nueva modelo de financiación", ha señalado a las puertas de Génova siendo la suya una de las intervenciones más esperadas por los periodistas. González no ha estado acompañado por la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, que ha excusado su ausencia por motivos familiares.

Ignacio González, por otro lado, ha confesado sentirse "muy satisfecho"por haberse dejado "muy claro"que "no hay ningún resquicio para ningún modelo de financiación a la carta para nadie", en un mensaje indirecto para la catalana Alicia Sánchez-Camacho.

"Todos vamos a estar en el mismo modelo de financiación, discutido en el Consejo de Política Fiscal y Financiera y aprobado por unanimidad, lo que es muy importante para que todos tengamos claro de qué estamos hablando en este asunto", ha remarcado.

También ha destacado la "unanimidad"existente en el seno del Comité Ejecutivo del PP en torno a un modelo de financiación "impuesto por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que no fue apoyado por el PP y que ya no satisface a nadie". A eso ha unido que la "prioridad para todos"es cumplir con los objetivos económicos para sacar a España de la crisis, lo que pasa por tomar medidas de reducción del gasto público y cumplir las medidas de déficit.

Es en ese contexto donde introduce la necesidad de modificar el actual sistema de financiación autonómica. "Si no, algunos podemos correr el riesgo de que esa situación de cumplir los objetivos no se cumpliera", ha apostillado.

Asimismo, González se ha mostrado "muy satisfecho"por el compromiso adquirido de publicar las balanzas fiscales con el fin de conocer cuál es la capacidad fiscal de cada uno al acabar el año. Espera que se haga "con toda la transparencia, sin ningún tipo de ajuste".

González ha hecho estas declaraciones en el Comité Ejecutivo Nacional del PP después de firmar una tribuna en el diario 'El País' en la que ha insistido, como ha hecho a su llegada a la calle Génova, en que el nuevo sistema de financiación debería estar aprobado el 1 de enero, en virtud de lo acordado en la Conferencia de Presidentes, ya que el actual, aprobado por los socialistas, "beneficiaba a las comunidades que les daban votos", es decir, Cataluña y Andalucía.

En este punto, el madrileño ha destacado que desde que comenzó la crisis, en 2008, la Comunidad ha visto reducidos los ingresos procedentes del Estado un 8 por ciento, lo que se traduce en mil millones de euros menos este año y la previsión de una caída de 1.300 millones en 2014. Y todo ello mientras Madrid aporta al fondo de solidaridad hasta 3.200 millones de euros.