Iglesias insinúa que la pinza PP-PSOE de Gónzalez gana adeptos

El líder de Podemos, Pablo Iglesias
El líder de Podemos, Pablo Iglesias

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado hoy que si el PSOE quiere, puede haber un gobierno progresista y de cambio "en cuestión de días"y ha llamado a los socialistas sensatos y responsables a rechazar un acuerdo con "las derechas".

Iglesias ha recalcado en Onda Cero que tras el pasó atrás en la investidura de Mariano Rajoy, que es una buena noticia, lo razonable sería que «Pedro Sánchez y yo estuviéramos pensando en cómo organizar el Gobierno». Así, considera que no hay motivos que impidan comenzar a organizar el gobierno y se ha mostrado dispuesto a mantener su oferta de pacto por "responsabilidad de Estado"y a hablar "ya"con el PSOE.

«Nuestra oferta puede permitir que en cuestión de días tengamos un gobierno de progreso y de cambio en España. Es lo que quieren también los votantes del PSOE. Pero parece que hay una serie de resistencias - Felipe González, algunos exministros, Susana Díaz – que prefieren gobernar con el Partido Popular”, matizó el líder de la formación morada. Y la propuesta de estos últimos, añadió, parece que va "ganando claramente"a los socialistas con los que Podemos pretende pactar.

A su juicio, la única garantía de que "se hace lo que se tiene que hacer"es que compartan el gobierno, porque "cuando el PSOE actúa por su cuenta"se toman decisiones como las de ayer sobre la distribución de los escaños del Congreso, que ha situado a los diputados de Podemos en el "gallinero".

"Nos han colocado como si fuéramos la séptima fuerza política, no la tercera", ha denunciado el líder de Podemos, que hoy presentará una propuesta al presidente de la Cámara Baja, Patxi López, para modificar esa distribución y que las primeras filas sean ocupadas en proporción a los resultados electorales.

Sobre su negociación con el PSOE y las líneas roja como el derecho de autodeterminación de Cataluña, el líder de Podemos ha manifestado que «Lo primero que le diría al Comité Federal del PSOE es que no es muy recomendable negociar con líneas rojas. Las líneas rojas no tienen que existir. Nosotros, con el referéndum, defenderemos que Cataluña siga dentro de España. El Partido Socialista ha rectificado para mal. Hace dos años decían otra cosa sobre Cataluña”, ha concluido.