Publicidad
Publicidad
Política

Iglesias se apoya en Salvini para presionar a Sánchez: "Mejor coalición que elecciones"

El líder de Podemos vuelve a lanzar una oferta de diálogo en directo al PSOE, mientras enarbola el ejemplo del líder italiano que se quedó fuera de juego por forzar unos comicios por intereses partidistas

El líder de Podemos vuelve a lanzar una oferta de diálogo en directo al PSOE, mientras enarbola el ejemplo del líder italiano que se quedó fuera de juego por forzar unos comicios por intereses partidistas

Publicidad

Tras certificar la ruptura de las conversaciones entre PSOE y Podemos por parte de sus equipos, Pablo Iglesias ha intentado esta mañana desde la tribuna del Congreso insuflar aire en directo a una negociación que se antoja ya agotada en privado, mucho antes de que se cumpla el plazo para la disolución de las Cortes. El líder morado ha pedido a Pedro Sánchez volver a la propuesta del 24 de julio, el gobierno de coalición con una vicepresidencia y tres ministerios que el PSOE ofreció y que ahora ha retirado de la mesa. "Le tiendo la mano para volver a negociar", le ha dicho. Iglesias quiere que "sobre la base"de esta propuesta se retomen los contactos, asumiendo que el resultado de los mismos, un eventual acuerdo no será "satisfactorio"para ninguna de las partes, ya que los socialistas rechazan ahora la coalición y los morados ambicionan una integración mayor en el Ejecutivo, pero "estaría ganando la ciudadanía".

Iglesias ha enarbolado la "lección italiana", aduciendo que "es preferible siempre un gobierno de coalición que una repetición electoral". El líder morado ha expuesto la distancia ideológica entre los partidos que han pactado para evitar las urnas y ha advertido que "la gente no ve bien que se adelanten las elecciones por intereses partidistas". En este punto ha recordado el malogrado ejemplo de Salvini que ha quedado fuera de juego por intentar forzar esta situación. "Creo que se equivoca usted si hace caso a los asesores que le dicen que por algún escaño más, le conviene obligar a los españoles a votar otra vez".