La Audiencia de Lugo excarcela a dos violadores por el fin de la doctrina Parot

La Audiencia Provincial de Lugo ha resuelto mediante un auto la excarcelación de José María Real López, el hombre que asesinó en Vilalba a la niña Maruchi Rivas, y de Félix Vidal Anido, conocido como el violador del estilete, a raíz de la anulación de la doctrina Parot, que los mantenía a ambos en prisión.

José María Real López, el violador que mató a una niña en la localidad gallega de Vilalba, ha salido a las 16.30 horas de hoy de la prisión de Herrera de La Mancha, en Ciudad Real, donde ha pasado los últimos veintiún años. Real López ha salido del centro penitenciario con la cabeza totalmente cubierta con una bufanda y una capucha y vestido con un abrigo de cuadros oscuros, un pantalón vaquero y unas zapatillas de deporte. Ha abandonado el recinto en un coche particular quince minutos después de su salida y tras hacer una llamada telefónica.

José María Real López tendrá que cumplir todavía durante tres años y como medida cautelar una orden de alejamiento que lo impedirá acercase a Vilalba o a Lugo, según han dicho a Efe fuentes de la Audiencia.

Según las mismas fuentes, tendrá que mantenerse alejado de esas dos localidades hasta el 27 de diciembre del año 2016 y el cumplimiento de esa medida cautelar se controlará mediante la colocación de una pulsera GPS para conocer en todo momento su ubicación.

José María Real López fue condenado a 56 años de cárcel en 1994 por violar y asesinar a Maruchi, pero si no hubiese sido por la aplicación de la doctrina Parot, hubiese salido a la calle en diciembre de 2010.

En el caso de Félix Vidal Anido, autor de dos agresiones sexuales muy violentas en Lugo, tendría que haber quedado libre hace casi cinco años.