Cataluña

La justicia estrecha el cerco sobre el clan Pujol

La investigación a Oleguer Pujol por delito fiscal y blanqueo está más cerca de cambiar de manos. Cuatro comisiones de 114.434 euros en total pagadas en 2007 por el empresario andorrano José Manuel Sola a cuatro hijos del ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol pueden ser determinantes para que la instrucción pase del Juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, que dirige Santiago Pedraz, al de su compañero José de la Mata, que ya investiga los negocios de Jordi Pujol Ferrusola. Este paso acercaría aún más la instrucción de una «macrocausa» con la familia Pujol Ferrusola como epicentro después de que, hace unos días, la Fiscalía Anticorrupción solicitase a la titular del Juzgado número 31 de Barcelona –tal y como adelantó LA RAZÓN– que deje en manos de De la Mata su investigación sobre la fortuna familiar oculta durante 34 años en el extranjero.

Y es que Pedraz ha constatado un vínculo entre ambas investigaciones –el pago de estas comisiones a Oleguer, Jordi, Pere y Josep por supuestos asesoramientos inmobiliarios que la UDEF considera «inusuales»– que previsiblemente, según fuentes jurídicas, abocará la investigación a una «macrocausa» sobre la fortuna y los negocios de la familia Pujol instruida por De la Mata, sustituto del juez Pablo Ruz al frente del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

De hecho, el magistrado ha acordado a instancias de la Fiscalía ampliar la investigación –con la apertura de una pieza separada que ha declarado secreta– a Oleguer Pujol y a sus tres hermanos por tráfico de influencias y falsedad documental a raíz del cobro de esas comisiones supuestamente enmascaradas como asesorías inmobiliarias y para las que el instructor no encuentra explicación.

Pero, por ahora, la posible inhibición de Pedraz (que, según las mismas fuentes, instaría la propia Fiscalía Anticorrupción) tendrá que esperar, pues según las fuentes consultadas el magistrado quiere librar antes, previsiblemente la próxima semana, sendas comisiones rogatorias a Andorra y Reino Unido para apuntalar la investigación y seguir el rastro de los negocios de los cuatro hermanos Pujol Ferrusola.

«Asesorías» bajo sospecha

Aunque no se trata de una imputación formal, fuentes jurídicas recalcan que el hecho de que la investigación judicial se haga extensiva también a Josep Pujol sitúa en el punto de mira al único de los hijos del ex presidente de la Generalitat que no está imputado en ningún procedimiento.

La decisión de Pedraz se produce después de que el pasado mayo la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) remitiera al magistrado un informe en el que los agentes, tras siete meses de investigación, aseguraban haber hallado «por primera vez» indicios de cohecho, tráfico de influencias y falsedad documental por el pago de esas comisiones bajo sospecha. Los desembolsos los efectuaron dos empresas de Sola –Bagernorte y Hotel Xalet Bassibe (ver gráfico)– a tres empresas que estaban controladas por tres hermanos Pujol: Drago Capital (Oleguer), Mt Tahat (Josep) y Iniciativas Marketing Inversiones (Jordi).

Los pagos, tres de ellos de idéntica cuantía (15.486 euros) y un cuarto de 67.976 euros, se efectuaron por supuestos asesoramientos inmobiliarios en Andorra y en el sur de Francia.