La Audiencia Nacional investigará la quema de fotos del Rey durante la Diada

La Fiscalía ha remitido a la Audiencia Nacional las diligencias de investigación abiertas por la quema de fotografías del Rey en Mataró durante la celebración de la Diada el 11 de septiembre, tras haber sido identificados dos de sus supuestos autores.

La Fiscalía ha remitido a la Audiencia Nacional las diligencias de investigación abiertas por la quema de fotografías del Rey en Mataró (Barcelona) durante la celebración de la Diada el 11 de septiembre, tras haber sido identificados dos de sus supuestos autores.

Fuentes del departamento que dirige Javier Zaragoza han señalado que, una vez recibido el resultado de la investigación abierta por los Mossos d'Esquadra el pasado 12 de septiembre, la Fiscalía ha optado por judicializarlo.

Los dos identificados podrían ser llamados a declarar como imputados por un delito contra la Corona por el juzgado de instrucción de la Audiencia Nacional al que, por reparto, recaiga este caso, han explicado las citadas fuentes.

Durante la Diada se registraron incidentes similares en el paseo del Born de Barcelona, aunque por el momento se desconoce el resultado de la investigación abierta para identificar a los tres encapuchados que por la noche quemaron tres banderas, una española, una francesa y otra europea, y un retrato del Rey al finalizar una manifestación independentista en la Ciudad Condal.

El gobierno catalán decidió trasladar a la Audiencia Nacional las diligencias de investigación abiertas por los hechos ocurridos en la Diada al observar que los hechos serían competencia de este tribunal.

En un comunicado, el Departamento de Interior informó de que los hechos que se investigan se produjeron el día 11 de septiembre, durante la Diada, por la mañana en Mataró (Barcelona) y por la noche en el paseo del Born, de la Ciudad Condal.

Además de la investigación para localizar a los encapuchados, la policía catalana también ha incoado un acta administrativa a los organizadores del acto de Barcelona.

Miles de personas recorrieron las calles de la capital catalana en la manifestación, con el lema "Independencia, socialismo y feminismo", que concluyó en el Fossar de les Moreres, zona que acogió una fosa común donde fueron enterradas víctimas del asedio de la capital catalana durante la Guerra de Sucesión.

Una vez leídos los manifiestos en el escenario montado en el Fossar, tres encapuchados subieron al escenario y quemaron una bandera española, una francesa y una europea al grito de "Viva la tierra libre".

Posteriormente, exhibieron una fotografía del Rey, a la que también prendieron fuego.