La Audiencia sienta en el banquillo a Rosell y le impone una fianza de 78,6 millones

La juez Lamela advierte al ex presidente del Barça que si no la aporta en 24 horas ordenará el embargo de sus bienes

La magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha abierto juicio oral contra el ex presidente del Fútbol Club Barcelona Sandro Rosell, su mujer, Marta Pineda, y otros cuatro investigados por los delitos de blanqueo de capitales y organización criminal.

La magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha abierto juicio oral contra el ex presidente del Fútbol Club Barcelona Sandro Rosell, su mujer, Marta Pineda, y otros cuatro investigados por los delitos de blanqueo de capitales y organización criminal e impone al empresario -en prisión desde mayo del pasado año- una fianza de 78,6 millones de euros para hacer frente a posibles responsabilidades pecuniarias, que deberá abonar en un plazo de 24 horas. El abogado Joan Besolí tendrá que hacer frente a una caución de 73,3 millones y la mujer de Rosell, a otros 66,6, al igual que otro de los procesados, Pedro Andrés Ramos. A los dos restantes, Shahe Ohannessian y José Colomer, les impone una fianza de 53,5 millones. Si no aseguran esas cantidades en el plazo reseñado, la juez les advierte de que ordenará el embargo de sus bienes. Asimismo, Lamela acuerda mantener la situación personal de los investigados -incluida la prisión de Rosell- al no haber variado las circunstancias que motivaron esas medidas.

La Fiscalía Anticorrupción pide para Rosell una pena de once años de prisión y el pago de una multa de 59 millones de euros por el supuesto desvío de 14,9 millones de euros provenientes de los derechos audiovisuales de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) por partidos amistosos y otros cinco de un contrato de patrocinio de Nike a la "canarinha", de los que el empresario se habría apropiado al menos de 6,5 millones.

En su escrito de acusación, el Ministerio Público acusa al ex mandatario blaugrana de poner en marcha, junto al ex presidente de la CBF Ricardo Teixeira, una estructura criminal con el objetivo de "ocultar las cantidades ilícitamente obtenidas"por el propio Teixeira "con ocasión de la firma de ciertos contratos en los que éste intervenía en representación de la Confederación Brasileña de Fútbol, particularmente el de compraventa de los derechos audiovisuales de la Selección Nacional de Fútbol de Brasil". Sólo por este último concepto, Teixeira habría percibido 8,3 millones y el ex mandatario culé, otros 6,5.

La Fiscalía también pide penas de entre seis y diez años de prisión para su esposa, Marta Pineda; para Besolí y el resto de investigados en la "operación Rimet"reclama además multas de entre 40 y 55 millones de euros. Según el escrito de acusación provisional, se apropiaron supuestamente de 14,9 millones de euros de la CBF por la comercialización de parte de los derechos de retransmisión de 24 partidos amistosos de su selección, adquiridos por la corporación International Sports Events, y de otros cinco millones procedentes del citado contrato de patrocinio. En total, 19.972.612 euros.