La CUP se prepara para «okupar» los centros de votación

La estrategia se activaría hoy o mañana, ya que el viernes los Mossos han de tener controlados esos puntos

Una marquesina de autobús llena de pegatinas a favor del referéndum
Una marquesina de autobús llena de pegatinas a favor del referéndum

La estrategia se activaría hoy o mañana, ya que el viernes los Mossos han de tener controlados esos puntos.

La «okupación» habrá de ser antes del viernes por la tarde ya que, a partir de esa hora, según la orden de la Fiscalía Superior de Cataluña, los Mossos D’Esquadra tendrán que tener controlados los colegios y centros previstos por los separatistas para votar en el referéndum ilegal. Es impensable que los agentes de la policía autonómica no cumplan este mandamiento. Todo parece indicar que la CUP y sus grupos afines ya tienen previsto algo para lograr que el domingo por la mañana esos colegios y centros estén abiertos al menos durante algunas horas.

En medios policiales consultados por LA RAZÓN se reconoce que se han detectado movimientos en la CUP y sus juventudes, Arran, para ocupar dichos centros con anterioridad al viernes por la tarde, extremo que niegan desde la formación extremista.

Sobre el momento en que se produciría esa ocupación, las mismas fuentes admiten que no se tienen datos concretos todavía pero que, lógicamente, tendría que ser antes de que los agentes de los Mossos aseguren los lugares para evitar las votaciones.

De producirse esta situación, habría que proceder al desalojo de los que hubieran entrado en los centros con el ánimo de mantenerlos bajo su control, hasta la mañana del domingo. Se produciría el consiguiente problema de orden público, que deberían solventar los Mossos salvo que pidan apoyo a Policía o Guardia Civil.

Lo que parece claro es que la CUP tiene ya un plan para, según su estrategia, mantener abiertos los colegios, al menos durante las primeras horas de la mañana y lograr una cierta participación. Así se desprende de la intervención que tuvo ayer en Bilbao la integrante del secretariado nacional de la CUP Aida Sanuy, que aseguró que está «todo calculado para que se abran los colegios» el próximo domingo.

Acompañada por Arnaldo Otegi, dijo en una conferencia que el referéndum se va a celebrar «sí o sí». Aseguró que el Estado español «no tiene posibilidades» de frenarlo.

Las palabras de la dirigente anticapitalista, a la que quizás traicionó el apoyo de un sujeto tan separatista como ella (Otegi), dejan claro, en opinión de los medios consultados, que la CUP no va forzar la entrada a unos lugares custodiados por los Mossos, porque eso iría en contra de la apariencia de partido político ajeno por completo a la violencia que pretender dar en estos momentos, al menos hasta la noche del domingo.

La única manera sería la citada ocupación que requiere el despliegue de piquetes que se encarguen de llevar a cabo la acción. Hacerlo en 6.000 puntos de votación parece mucho para una fuerza que no cuenta con una militancia organizada demasiado numerosa. Se trabaja con la hipótesis de que la ocupación sea selectiva y en lugares donde se pueda visualizar fácilmente, en especial para los medios de comunicación internacionales que en gran número van a estar presentes en Cataluña.

«Pueden traer a toda la Policía. No lo van a poder parar, lo saben, lo tienen muy claro y, por eso, actúan estas semanas como actúan. Nosotros vamos a votar, lo tenemos muy claro. El 1 de octubre va a haber urnas en Cataluña. Ya pueden buscarlas donde quieran, las urnas van a estar en los colegios, y lo saben», agregó la dirigente de la CUP.

En el mismo tono se seguridad, señaló que «nosotros tenemos todo calculado para que se abran los colegios. El Gobierno está haciendo su trabajo y hoy mismo a las personas que tienen que estar en las mesas electorales ya les ha llegado la carta en su casa, como en otro proceso electoral. Nosotros no contemplamos ningún otro escenario».

Las fuentes subrayaron que un asunto tan importante está en manos de los Mossos para garantizar que no hay votaciones.