La defensa de Puigdemont no descarta que siga en prisión preventiva en Alemania

Alonso-Cuevillas ha afirmado que no se ha puesto sobre la mesa pedir asilo para Puigdemont en Alemania, pero que cuando se reúna con la defensa alemana del ex presidente de la Generalitat lo analizarán «todo».

Imagen de la cárcel en la que el ex president quedó ingresado ayer.
Imagen de la cárcel en la que el ex president quedó ingresado ayer.

Alonso-Cuevillas ha afirmado que no se ha puesto sobre la mesa pedir asilo para Puigdemont en Alemania. El ex presidente catalán comparecerá hoy ante el Tribunal Administrativo del estado federado de Schleswig-Holstein.

La Justicia alemana debe decidir hoy si el expresidente catalán Carles Puigdemont, arrestado ayer en Alemania a raíz de la euroorden de detención emitida por el Tribunal Supremo español, permanece en prisión y se pone en marcha la maquinaria judicial para estudiar su extradición.

El líder separatista comparecerá a lo largo del día, probablemente por la tarde, en un juzgado de primera instancia del que, por "razones de seguridad"no se ha hecho público el nombre, según explicó a Efe la primera fiscal estatal de Schleswig, Wiebke Hoffelner.

Tanto ella como el portavoz de la Audiencia Provincial de Flensburg evitaron confirmar a Efe que la vista tendrá lugar en el juzgado de primera instancia de Neumünster, situado junto a la prisión donde ha pernoctado la pasada noche el expresidente catalán.

El juez que finalmente tenga el caso en sus manos tiene todo el día de hoy para tomar una decisión, ya que las 24 horas que establece la legislación alemana para decidir sobre un detenido se entienden en sentido laxo y en la práctica significa todo el día siguiente al del arresto, según fuentes judiciales.

Si el juez decide hoy mantener en prisión a Puigdemont por las alegaciones españolas, el caso pasará entonces a la Fiscalía Federal de Schleswig, que es la encargada de examinar las actas procedentes de España y ver si se cumplen las condiciones precisas para que se ejecute la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE, euroorden).

La fiscalía aseguró ayer que, cuando proceda, estudiará el caso "sin una meta predeterminada"y tomará una decisión.

Las autoridades españolas, por su parte, trabajan para poder enviar cuanto antes toda la documentación correspondiente traducida al alemán a las autoridades judiciales de este país, según han informado a Efe fuentes policiales.

Entonces la fiscalía, si considera que se debe proceder con la euroorden, se pondrá en contacto con la Audiencia territorial de Schleswig, que es en último término la que debe decidir sobre el caso.

Este proceso de análisis en la fiscalía alemana, reconoció Hoffelner, puede prolongarse "semanas", aunque la primera fiscal evitó concreciones.

El plazo máximo para decidir y eventualmente ejecutar su entrega es de 60 días a partir de la detención, independientemente de los recursos que se presenten contra ésta, según fuentes judiciales españolas.

Puigdemont se encuentra en una cárcel de la localidad de Neumünster, donde ingresó tras ser detenido a las 11.19 horas de este domingo en una estación de servicio de la autopista A7, poco después de entrar en territorio alemán por Dinamarca.

La detención motivó ayer movilizaciones en la calle en diferentes puntos de Cataluña, en las que en algunos casos se han producido choques con las fuerzas policiales. Las protestas concluyeron con nueve detenidos y un centenar de heridos

Asilo político

El abogado Jaume Alonso-Cuevillas, que coordina la defensa del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, ha admitido este lunes que contemplan la posibilidad de que el líder de JxCat, detenido el domingo en Alemania, pueda acabar en prisión preventiva en el país germánico: "Todas las posibilidades las contemplamos, por descontado. No podemos descartar nada".

En declaraciones a TV3, recogidas por Europa Press, ha explicado que este mismo lunes viajará a Hamburgo (Alemania) para encontrarse con los abogados alemanes que atenderán a Puigdemont, con los que dice tener "plena confianza".

Estos abogados serán los que analizarán la euroorden emitida por el Tribunal Supremo, por la que se detuvo a Puigdemont al norte de Alemania, y un juez "procederá a ver si los casos que vienen relatados constitutivos de delito se han producido".

Ha rechazado que se compare los delitos de rebelión y sedición en España con el de alta traición que contempla el Código Penal alemán, ya que de lo que se trata es de "ver si los hechos como se produjeron son compatibles", no en buscar sinónimos.

Así, ha reivindicado que los presuntos delitos por los que se pide la extradición de Puigdemont "requieren de violencia, y el problema que tiene la euroorden, igual que el procesamiento en España, es que no hubo violencia.

Alonso-Cuevillas ha afirmado que no se ha puesto sobre la mesa pedir asilo para Puigdemont en Alemania, pero que cuando se reúna con la defensa alemana del expresidente de la Generalitat lo analizarán "todo".

"De entrada no está sobre la mesa, pero lo estudiaremos si fuera el caso", ha puntualizado desde Bélgica.