La Fiscalía investiga a UGT en Andalucía por el desvío de subvenciones

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha ordenado a la Policía que investigue las informaciones sobre el presunto desvío por parte del sindicato UGT de subvenciones de la Junta y la elaboración de facturas falsas para justificar los gastos.

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha ordenado a la Policía que investigue las informaciones sobre el presunto desvío por parte del sindicato UGT de subvenciones de la Junta y la elaboración de facturas falsas para justificar los gastos.

Fuentes judiciales han informado a Efe de que el "número dos"de la Fiscalía del TSJA, en un decreto firmado ayer lunes, ha solicitado a la Policía Judicial un informe sobre las presuntas facturas falsas y el desvío de subvenciones destinadas a la formación de parados para gastos derivados de la huelga general de septiembre de 2010.

Esas supuestas irregularidades, publicadas por el diario El Mundo, fueron objeto el pasado día 14 de una denuncia penal del sindicato Manos Limpias contra Francisco Fernández Sevilla, secretario general de UGT en Andalucía, y su antecesor, Manuel Pastrana, por presuntos delitos de malversación de fondos públicos, falsedad y apropiación.

Según esas informaciones, UGT desvió fondos de formación de parados para pagar su publicidad y pancartas para la huelga general del 29 de septiembre de 2010, así como para el mantenimiento de los ascensores, aire acondicionado y limpieza de su sedes.

Para conseguir ese desvío de fondos, el sindicato presuntamente pidió a diversos periódicos andaluces, emisoras de radio y empresas de publicidad que falsearan facturas de forma que en ellas no apareciera el verdadero uso dado al dinero.

Manos Limpias, según la denuncia que ahora será turnada entre los juzgados de instrucción de Sevilla, recoge que "UGT-A desvió fondos finalistas para cursos de celadores sanitarios a la compra de pancartas para la huelga general de 29 de septiembre de 2010".

Además se endosó a un curso formativo de celadores sanitarios el coste de unas lonetas para una asamblea conjunta con delegados sindicales de CCOO y UGT celebrada en Sevilla el 30 de Junio de 2010, en una factura de 2.521 euros emitida por la empresa "Gráficas Olimpia", propiedad de Ignacio Cala, portavoz socialista y responsable de Urbanismo del Ayuntamiento de Morón de la Frontera (Sevilla).

Esta empresa emitió el 24 de septiembre de 2010 otra factura por importe de 3.184 euros "que corresponde a las pancartas que se utilizaron cinco días más tarde en la huelga general de 29 de septiembre de 2010 y que también se cargaron al curso de parados para la formación como celadores sanitarios", según la denuncia.

En otro punto de su denuncia, Manos Limpias afirma que con cargo al expediente Forman XXII, para cursos a desempleados, y Menta I y II, con un importe de ocho millones de euros de subvención de la Junta, UGT destinó 740.000 euros, esto es, un 9,25 %, al mantenimiento del aire acondicionado y ascensores del sindicato, la vigilancia, limpieza, luz, teléfono y el correo.

La investigación ordenada por la Fiscalía del TSJA, con sede en Granada, podría concluir con la remisión del caso a un juzgado o su incorporación a las diligencias que se abran en Sevilla por la denuncia de Manos Limpias, han precisado a Efe las citadas fuentes.