La Generalitat denuncia una invasión competencial de la Policía Nacional

El conseller de Interior, Ramon Espadaler, ha denunciado hoy una "clara invasión competencial"de la Policía Nacional en la investigación sobre espionaje político y ha rehuido las preguntas de los grupos sobre la relación del director general de Prisiones, Xavier Martorell, con la agencia Método 3.

Espadaler ha comparecido hoy en la comisión de Asuntos Institucionales del Parlament para dar cuenta sobre los casos de espionaje político en Cataluña, destapados a raíz de la investigación a la agencia de detectives Método 3.

El conseller de Interior ha centrado su intervención en criticar la invasión competencial del Gobierno central en la inspección y control de la actividad de los detectives privados y, concretamente, en la investigación sobre los casos de espionaje político por parte de Método 3, entre ellos la grabación supuestamente ilegal del almuerzo que la líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, compartió con una expareja de Jordi Pujol Ferrussola.

Sin embargo, Espadaler ha rehuido en su comparecencia las preguntas que le han formulado los grupos de la oposición sobre la relación del director de Servicios Penitenciarios de la Generalitat, Xavier Martorell, con Método 3 y la opinión que le merece que este político permanezca en el Govern tras trascender que hizo encargos a la agencia relacionados con su propio partido, CiU.

De hecho, Martorell comparecerá hoy mismo en la comisión de Asuntos Institucionales del Parlament para dar explicaciones sobre su relación con los casos de supuesto espionaje político, justo después de que la abandone el conseller de Interior.

El conseller se ha resistido a referirse a Martorell, pese a que se lo han reclamado repetidamente los portavoces de la oposición, en sus dos rondas de intervenciones, con el argumento de que no tiene la intención de entrar en la "controversia política de bajo nivel".

Por el contrario, Espadaler ha insistido en la importancia de la invasión competencial que pretende el Gobierno en el ámbito de la seguridad privada y ha pedido a los grupos que "no frivolicen"sobre ese asunto, que en su opinión, es "crucial"porque supone un "atropello"por parte de la administración central.

De hecho, el conseller ha iniciado su intervención ante los grupos denunciando el intento del Gobierno de invadir, mediante su anteproyecto de ley de seguridad privada, competencias que corresponden a la Generalitat en la inspección y control de la actividad de los detectives y que, a su juicio, están blindadas por el Parlament.

Posteriormente, ha criticado la "clara invasión competencial"por parte de la Policía Nacional al asumir la investigación del supuesto espionaje a Alicia Sánchez-Camacho -ya que fue a este cuerpo al que presentó su denuncia- e impedir que la policía catalana entre en las pesquisas, pese a tratarse de un delito competencia de los Mossos d'Esquadra.

El conseller ha informado de los tres expedientes que Interior ha abierto a Método 3 por infracciones administrativas y ha negado cualquier relación contractual entre la agencia de detectives y la consellería desde el año 2002.