Puigdemont: El Gobierno ha «sobrepasado ampliamente» los límites del 155

El presidente de la Generalitat presenta «in extremis» las alegaciones a la tramitación del 155 en la Cámara Alta

El presidente catalán Carles Puigdemont con Oriol Junqueras y  Jordi Turull
El presidente catalán Carles Puigdemont con Oriol Junqueras y Jordi Turull

Fuentes de la Cámara Alta han confirmado que en el registro de la institución ha entrado poco después de expirar el plazo. La Generalitat acusa al Gobierno de haber «sobrepasado ampliamente» y «sin justificación» los límites de las medidas que permite el artículo 155 de la Constitución.

El Senado ha recibido por burofax alegaciones de La Generalitat de Cataluña contra la aplicación del artículo 155 de la Constitución, según han informado fuentes de la Cámara Alta, a pesar de que pasadas las diez de la mañana habían asegurado que no había entrado ningún documento, cuando concluía el plazo que se dio a la institución autonómica. Las mismas fuentes aseguran que la documentación ha entrado en tiempo. Será ahora estudiada, a partir de las doce, por la ponencia de la comisión creada para debatir el asunto.

La Generalitat acusa al Gobierno de haber «sobrepasado ampliamente» y «sin justificación» los límites de las medidas que permite el artículo 155 de la Constitución, porque van más allá de buscar el cese de las actuaciones del Govern relacionadas con el proceso independentista. Así consta en las alegaciones a la aplicación del 155 que la Generalitat ha remitido al Senado. A juicio del Ejecutivo catalán, las decisiones que recoge el acuerdo del Gobierno para aplicar el 155 que va a debatir el Senado, «despojan prácticamente a las instituciones de la Generalitat de sus principales atribuciones».

Cita por ejemplo, entre otras, el hecho de que el presidente del Gobierno vaya a asumir la potestad de disolver el Parlamento y convocar elecciones en Cataluña, así como cesar al presidente de la Generalitat, limitar las potestades del Parlament y que el Estado se haga cargo de «la dirección política de la administración de la Generalitat en su conjunto». Por ello, considera que si el Senado autoriza las medidas, «estaría imponiéndolas sin una ponderada causa justificante e incurriendo en un exceso notorio» respecto al objeto del requerimiento previo que el Gobierno hizo a la Generalitat al activar el 155. También interpreta que existe «una clara falta de congruencia» respecto de ese requerimiento y «con manifiesta desproporción entre la finalidad perseguida y las alteraciones impuestas al sistema institucional de la Generalitat».

En consecuencia, la Generalitat considera que ha habido una «patente vulneración del procedimiento previsto para el artículo 155 de la Constitución». EFE

La comisión conjunta «ad hoc» de 27 senadores constituida el martes pasado a la que corresponde dar curso a las propuestas del Gobierno contra la Generalitat abrió un plazo que expiraba hoy a las diez para que la Generalitat pudiera formular sus alegaciones, en cumplimiento de lo establecido en el artículo 189 del Reglamento.