La Justicia determinará si los crímenes de ETA son de lesa humanidad

Rosa Díez se arroga el triunfo de un texto en el que trabajó Dignidad y Justicia

El diputado de CiU en el Congreso Josep Sánchez Llibre durante las votaciones en el pleno celebrado hoy en el Congreso de los Diputados.
El diputado de CiU en el Congreso Josep Sánchez Llibre durante las votaciones en el pleno celebrado hoy en el Congreso de los Diputados.

El Congreso de los Diputados aprobó ayer con el consenso de PP, PSOE, UPN, CiU, Coalición Canarias, Foro Asturias y UPyD una moción para el reconocimiento de las víctimas de crímenes contra la humanidad y actos de genocidio de la banda terrorista ETA en España. También encomienda al

Defensor del Pueblo un estudio específico sobre la vulneración de derechos humanos de las víctimas con casos sin esclarecer para delitos de lesa humanidad y genocidio cometidos por ETA. Es la primera vez en la historia que la Cámara Baja hace referencia y trata los crímenes de la banda terrorista como lesa humanidad.

UPyD y su líder, Rosa Díez trató de arrogarse de la iniciativa que Dignidad y Justicia había conseguido sacar adelante en el Parlamento Navarro. Cuando la asociación que preside Daniel Portero trabajaba para dar a conocer a los grupos la iniciativa que salió adelante en la cámara foral, Rosa Díez, con quien también se reunieron para explicárselo, se apropió de la propuesta y la presentó en el Congreso. Díez no sólo no trabajó en el texto sino que utilizó los que se aprobaron en Navarra a instancias de dicha asociación. El propio Leopoldo Barreda (PP), durante la toma de posiciones del debate en Pleno le afeó la conducta: “Arrogarse de modo partidista iniciativas conjuntas no es la mejor manera de abordar estas cuestiones”.

Mientras, era Dignidad y Justicia quien trabajaba a contrarreloj para tratar de explicar a los grupos de manera telefónica lo qué significaba lo aprobado en la cámara foral debido a la limitación de tiempo impuesta por UPyD ya que al haberlo presentado en Pleno, forzaba a que hubiera sólo 5 días para que los grupos presentaran alegaciones. Díez no quería esperar y tenía prisa porque la propuesta saliera adelante ya y no en septiembre como pretendía la asociación de Portero que quería explicar tranquilamente a los grupos el por qué de lo aprobado en Navarra y buscar el consenso. Pero las elecciones apremian y Díez quería quedar como la valedora de las víctimas a poco tiempo de los comicios. Por todo ello, la asociación de Portero pidió que retirara la moción para que se presentara en septiembre y así poder reunirse con todos los grupos, pero Díez no quiso.

Ante esto, Dignidad y Justicia manifestó ayer su rechazo «de todo este estilo de proceder de política sucia» a costa de las víctimas de ETA y pidieron que la líder de UPyD y su número dos, Andrés Herzog, asuman su responsabilidad política por su lamentable proceder en perjuicio de un aspecto tan fundamental como es la lucha contra el terrorismo y «dimitan de sus cargos». Además, anunciaron que procederán a interrumpir toda relación institucional de la asociación con la formación magenta mientras Díez y Herzog continúen al frente de la formación.