Los 18 detenidos de Herrira pasarán mañana a disposición judicial

Las dieciocho personas detenidas el pasado lunes de Herrira, organización "sucesora de las ilegales Gestoras pro Amnistía y Askatasuna", pasarán mañana a disposición del juez de guardia de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco. Según han informado fuentes jurídicas, el magistrado comenzará a tomarles declaración a las 09.30 horas y los interrogatorios se alargarán previsiblemente por la tarde.

Este "tentáculo de ETA", como la definió el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha visto desmantelada con las detenciones su dirección nacional, en una operación en la que también se registraron sus sedes de Hernani (Guipúzcoa), Vizcaya, Álava y Navarra.

La operación, desarrollada en el País Vasco y la Comunidad Foral, se saldó también con el cierre de 32 perfiles en Twitter, 125 en Facebook y 38 páginas web, además del bloqueo de las cuentas bancarias de Herrira, sucesora de las ilegalizadas Gestoras pro-Amnistía y Askatasuna.

Las detenciones tuvieron lugar en Hernani (10), otros puntos de Guipúzcoa (5), Vizcaya (1), Navarra (1) y Álava (1).

Como dirigentes de Herrira-Guipúzcoa fueron arrestados Amaia Esnal Martiarena, Nagore García Bohollo, Eneko Ibarguren Aguirre, Jesús María Aldumberri Urquizu, Ekain Zubizarreta Iribecampos y José Manuel Ugartemendia Isasa.

Por su parte, los detenidos de la dirección de esta organización en Vizcaya son Roberto Noval Arostegui, Beñat Zarrabeitia Asensio, Ibon Meñika Orue-Echevarría, José Antonio Fernández Hernando y Óscar Sánchez Setién.

Gorka González González y Ane Celaya Vigueral, al frente de Herrira-Álava, también fueron arrestados, al igual que los de la organización en Navarra Jon Garay Vales, Francisco Javier Balda Arana, Sergio Labayen Alonso, Imanol Carrera Turrillo y Eneko Villegas Amezqueta.

Dos de los detenidos, Roberto Noval e Ibon Meñika, habían actuado como portavoces de esta asociación ante los medios de comunicación en varias ocasiones.

Meñika además fue condenado como dirigente de Jarrai por un delito de asociación ilícita en el "macrojuicio"que se celebró en 2005 en la Audiencia Nacional.

Según Interior, desde su creación el 5 de febrero de 2012, Herrira se presentó públicamente como una organización referente y dinamizadora de apoyo a presos de ETA en el exterior de las cárceles, sustituyendo a Gestoras Pro Amnistía y Askatasuna para continuar así "manteniendo el control y la cohesión de sus reclusos".

Durante este tiempo, Interior cree que Herrira ha asumido, de modo integral y público, los objetivos, estructura, funciones, métodos y procedimientos de financiación, iconografía y entramado comunicativo que históricamente desempeñaban esas dos organizaciones.

Considera además que Herrira mantiene una estructura similar a sus antecesoras, como el grupo encargado de organizar los denominados "Ongi Etorri", actos de enaltecimiento y ensalzamiento de los presos y su ideario, especialmente de los que no se arrepienten de sus crímenes ni reniegan de la banda.

Es la propia Herrira quien decide a qué presos se les realiza un acto de homenaje a su salida de la cárcel, dependiendo de su pertenencia al "colectivo de presos"de ETA, el EPPK.

Para Interior, Herrira es en la actualidad la organización próxima a ETA con mayor capacidad de movilización y activación social.

Terminar con la política penitenciaria aplicada a los presos etarras, lograr la liberación de aquellos que estén enfermos o hayan cumplido las tres cuartas partes de la condena y conseguir la derogación de la doctrina Parot figuran entre los objetivos de Herrira.