Los militares exigen ante el Congreso que «no se olvide» a los caídos y heridos

«Nunca más antepongan oscuros intereses a la justicia», denuncia la madre del cabo Soria

Manifestación ante el Congreso de los Diputados
Manifestación ante el Congreso de los Diputados

Bajo lemas como “Justicia para militares víctimas en servicio” o “ Cuidad de vuestros heridos”, un grupo de militares y sus familiares se han concentrado esta mañana frente al Congreso de los Diputados para exigir a los “partidos políticos que se presentan a las elecciones” que “no releguen al olvido” a los uniformados heridos o caídos. Convocados por la madre del cabo Francisco Javier Soria Toledo, fallecido en Líbano el pasado año, y la del cabo Iván Ramos, herido en Afganistán, han reclamado bajo la lluvia “justicia” y “atención” en un acto en el que han estado acompañados por el ex Jefe de Estado Mayor de la Defensa y fichaje estrella de Podemos, José Julio Rodríguez, la diputada de la formación morada Tania Sánchez o la ex portavoz de Defensa de Izquierda Plural en el Congreso, Sol Sánchez.

Tanto Marisa como Margarita, madres de Ramos y Soria, respectivamente, han leído un comunicado conjunto en el que han cargado contra el Gobierno y los políticos por una atención que califican como “escasa” o “testimonial” con unos ciudadanos “heridos o fallecidos cumpliendo el mandato recibido de su patria”.

Al respecto, la madre del cabo Soria ha atacado con dureza al Ejecutivo: “A mi hijo lo asesinó Israel y me lo venden por unas cuantas monedas para silenciar su muerte”, ha apuntado para, acto seguido, instar a los políticos a que “no atepongan nunca más oscuros intereses a la búsqueda de la justicia y al Estado de Derecho”.

Mientras, el cabo Ramos, con graves heridas tras un accidente en Afganistán en 2011, ha asegurado que “a los militares y sus familias no se les cuida”. Ha recordado que “juró defender a España y a todos los españoles y hoy en día me pregunto ¿para qué?”. Él lleva años reclamando una calificación “real” de su discapacidad, su “batalla con la Administración”, ha señalado, por lo que “hoy tengo que dar las gracias por seguir vivo para entrar en la guerra de los papeles”.

Por ello, todos coinciden en reclamar al “Gobierno que entre que cambie un poco la situación, que se nos tenga en cuenta y nunca más se deje a un militar atrás, porque ellos dan la vida por nosotros donde los mande su país”.

Por su parte, el ex JEMAD ha dicho que “hace falta cercanía” y que “hay problemas difíciles de solucionar, como una muerte”. Para los familiares, “a veces una palabra cariñosa es suficiente”.