Política

Los mossos declaran que Mas tuvo que huir al ser atacado en el asedio al Parlament

Varios mossos d'esquadra han dicho en el juicio de 19 acusados del asedio al Parlament catalán en 2011 que el ataque obligó a los presidentes de la Generalitat, Artur Mas, y de la Cámara, Núria de Gispert, a huir en sus coches y usar un helicóptero junto con otros 28 diputados.

Varios mossos d'esquadra han dicho hoy en el juicio de 19 acusados del asedio al Parlament catalán en 2011 que el ataque obligó a los presidentes de la Generalitat, Artur Mas, y de la Cámara, Núria de Gispert, a huir en sus coches y usar un helicóptero junto con otros 28 diputados.

Los hechos se remontan al 15 de junio de 2011, cuando una concentración convocada por el movimiento 15M ante el Parlament, en Barcelona, derivó en situaciones de asedio a los parlamentarios, entre ellos Mas, al que se le impidió el paso cuando viajaba en su vehículo oficial, que fue golpeado y zarandeado.

En la segunda jornada de la vista que se celebra en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid) han declarado por videoconferencia nueve mossos de esquadra, entre ellos el conductor del coche de Mas y el copiloto.

Los agentes han relatado que, ante el ataque de los manifestantes, treinta parlamentarios, entre ellos Mas y De Gispert, accedieron al Parlament en helicóptero, para lo que fueron necesarios diez viajes, y que era la primera vez que se tuvo que usar este medio de transporte para ello.

Han relatado que la comitiva formada por el vehículo de Mas y el de la presidenta del Parlament se vio imposibilitada de seguir avanzando al acercarse a la Cámara ya que una multitud de personas se abalanzó sobre ellos cortando la calle.

En concreto, el conductor del coche de Mas ha narrado que tuvo que salir del lugar por la parte de las vías del tranvía ya que estaban dando patadas, lanzando objetos, escupiendo y zarandeando el coche, que sufrió daños, y que incluso un manifestante se tiró encima del capó del coche presidencial y saltó por un lado.

Ha añadido que durante los incidentes en la entrada al Parlament dos diputados -Josep María Llop, que iba con su perro guía al ser invidente, y Antoni Fernández Teixidó- se subieron al coche de Mas y los agentes llevaron a los tres políticos hasta una comisaría cercana para sacarles del lugar antes de hacer uso del helicóptero.

El otro escolta que iba en el coche de Mas ha relatado cómo intentaron incluso abrir la puerta del vehículo por la parte en la que se encontraba el presidente de la Generalitat.

El juicio se celebra contra diecinueve de los veinte procesados en esta causa ya que uno se encuentra huido y cada uno de ellos se enfrenta a una petición del fiscal de cinco años y seis meses de prisión y una multa de 7.500 euros y a diversas penas que solicitan las acusaciones, ejercidas por el sindicato de funcionarios públicos Manos Limpias, la Generalitat y el Parlament.

Los acusados están imputados como autores de un delito contra las instituciones del Estado en concurso con atentado contra la autoridad.

El juicio seguirá mañana a las 10:00 horas con las declaraciones testificales por videoconferencia desde la sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de los diputados de CiU Ana Isabel Marcos Vilar, Gerard Martí Figueras Alba, Josep María Llop Rigol y Antoni Fernández Teixidó y la socialista Montserrat Tura Camafreita.

Seguidamente también mañana testificarán, en persona ante el tribunal, Alfons López Tena, diputado de Solidaritat Catalana per la Independencia (SI), así como Salvador Milá y Joan Boada, ambos parlamentarios de ICV-EUIA.

Para mañana estaba prevista también la declaración testifical por videoconferencia de la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, pero por motivos médicos ha sido aplazada para el próximo día 25.

El jueves está previsto que declaren por videoconferencia desde la sede de la Generalitat Artur Mas y el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Sastiago Vila Vicente, y desde el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña los diputados Jordi Turull Negre (de CiU) y el socialista Ernest Maragall Mira, así como otros tres testigos presenciales.