Política

Los partidos catalanes acuerdan aprobar la Ley catalana de Consultas en septiembre

Los partidos catalanes han pactado hoy que la Ley de Consultas pueda ser aprobada por el pleno del Parlament durante el mes de septiembre, después de acordar el calendario de tramitación en ponencia, y también han previsto que el Consejo de Garantías realice un dictamen previo a la aprobación.

Los grupos representados en la ponencia que elabora la Ley de Consultas, todos menos el de Ciutadans (C's) por haberse auto-excluido de la misma, han pactado con matices el calendario de tramitación del texto, después de unos cinco meses de inactividad.

En este calendario, se excluye de los trabajos de la ponencia el período de campaña de las elecciones europeas, para que no provoque interferencias en los partidos, por lo que las primeras sesiones tendrán lugar los días 30 de mayo y 6 de junio.

Estos días los ponentes llevaran a cabo la redacción definitiva del título III de la ley, en el que se describen los procesos de participación ciudadana, mientras que la sesión más trascendente desde el punto de vista de contenido será la del 13 de junio.

En esta fecha, los ponentes entrarán en el núcleo principal de la ley, contenido en el título I, y que comprende el capítulo número 1 que regula las "consultas populares no referendatarias"(por vía diferente al referendo), así como el cuerpo electoral que puede ser utilizado, por ejemplo los mayores de 16 años y los inmigrantes regulares que figuren en el padrón municipal.

En las sesiones siguientes de la ponencia, previstas para los días 20 y 27 de junio, los ponentes abordarán el capítulo 2 del mismo título, que incluye los artículos que regulan las materias que pueden ser consultadas, el sistema de garantías, la celebración de la consulta, el recuento de votos, y el procedimiento para efectuar la convocatoria.

La sexta y última sesión de la ponencia tendrá lugar el viernes 4 de julio y en ella serán elaboradas las disposiciones adicionales, las transitorias y finales, así como las cuestiones que hayan podido quedar pendientes de sesiones anteriores.

Si todo va como han previsto los partidos, a partir del 4 de julio el texto de la Ley de Consultas será votado y aprobado en la Comisión de Asuntos Institucionales (CAI) y, de forma inmediata, será trasladado al Consejo de Garantías Estatutarias para que elabore un dictamen previo.

La decisión de pedir este dictamen al Consejo para que valore globalmente el contenido de la ley sin prejuzgar su legalidad ha sido hoy acordada por todos los grupos de la ponencia menos el del PPC, que se reserva la posibilidad de pedir por su cuenta el dictamen especificando los artículos que pueda considerar anti-constitucionales o anti-estatutarios.

El Consejo de Garantías Estatutarias, que sí tiene agosto como mes hábil, dispondrá de unos 30 días para elaborar el dictamen sobre la ley, y posteriormente, los diputados podrán votarla en un pleno que podría ser convocado a partir del 15 de septiembre, quizás antes que el de Debate de Política General, que acostumbra a ser el primero del curso político.

Según ha explicado el diputado de CiU Josep Rull, lo más probable es que la Ley de Consultas entre en vigor el mismo día o al siguiente de ser aprobada por la cámara, y queda la duda de si el decreto de convocatoria de la eventual consulta del 9 de noviembre será aprobado por el presidente catalán, Artur Mas, al mismo tiempo o no para tener cobertura legal sin esperar a la impugnación de la ley ante el Tribunal Constitucional.