Los «sanchistas» ocupan ya la tercera planta de Ferraz

Ábalos cree que la abstención a la moción de censura es una «solución compensada».

Ábalos cree que la abstención a la moción de censura es una «solución compensada».

En tan sólo una semana, Pedro Sánchez y todo su equipo ya se han instalado completamente en Ferraz de nuevo. Han pasado seis meses desde que el ahora electo secretario general abandonara su despacho de la cuarta planta tras el convulso Comité Federal del 1 de octubre. Una oficina que se ha mantenido intacta durante todo este tiempo, y que ahora vuelve a pertenecerle.

Así, al igual que Sánchez ya ha ocupado su despacho, el equipo sanchista también ha tomado las riendas de la sede socialista, tras negociar el pasado viernes con el todavía portavoz de la gestora, Mario Jiménez, para instalarse en la tercera planta de Ferraz, que se ha convertido ya en su cuartel general. Desde allí organizan junto a la gestora el Congreso Federal de junio y van a gestionar también las enmiendas a los documentos políticos, según han confirmado a este periódico fuentes sanchistas.

Desde que ganara Pedro Sánchez las primarias socialistas el pasado 21 de mayo, ya se ha reunido en la sede con los propios trabajadores e incluso con algunos barones socialistas. Precisamente ayer tuvo un encuentro de trabajo con el actual presidente de la gestora, Javier Fernández, con el objetivo de pactar una posición en cuanto a la votación de la moción de censura presentada por Podemos y que se votará en el Congreso el 13 de junio. Si bien se daba por hecho que de esa cita saldría ya el sentido de la votación, lo cierto es que aún sigue en el aire. Según trasladó el también presidente de Asturias, la gestora no tomará ninguna decisión política ni participará en su debate. De esta manera será el nuevo secretario general el que tenga la última palabra a la hora de decidir el sentido del voto. Así, Fernández deja todo el peso de la posición en manos de Sánchez, el cual deberá comunicar el sentido del voto también a su grupo socialista, que deberá apoyarla, según recordó el portavoz provisional del PSOE en el Congreso, José Luis Ábalos.

Conocida esta postura por parte de la gestora, queda ahora por saber cuándo y cuál será el voto. Como ya informó este diario, lo más probable es que el PSOE decida abstenerse en la votación, según reconocen fuentes cercanas a Sánchez. De momento, el grupo socialista en el Congreso aún no quiere desvelar nada, «todavía hay días por delante», zanjó Ábalos en los pasillos del Congreso, informa Efe. Sin embargo, el portavoz en el Congreso es partícipe de abogar por la abstención de su grupo, y dada la cercanía y sintonía existente entre Sánchez y el diputado valenciano es previsible que se confirme la abstención el próximo 13 de junio.

El primer encuentro entre Sánchez y el presidente de la gestora, Javier Fernández, tuvo una duración de una hora y se produjo en el propio despacho del líder socialista. Tras esta reunión interna, el equipo de Sánchez emitió un comunicado en el que señaló el «ambiente cordial y con un tono positivo y constructivo» en el que se había desarrollado la reunión. También informaron de que habían tratado la situación en Cataluña, la oposición del PSOE en el Congreso y los preparativos del 39 Congreso Federal.