Los soberanistas agitan la calle y las redes por la falta de apoyo

Juntos por el Sí pone a Mas de ejemplo anticorrupción y sataniza a AznarLa candidatura independentista convoca hoy a sus voluntarios para relanzar su campaña y combatir la desmovilización que arrastra a las puertas del 27-S

Presentan a Mas como adalid anticorrupción y cargan contra «la España de Aznar». Juntos por el Sí sumaba ayer poco más de 50.000 voluntarios, la mitad de los que quiere. Buscan hoy una demostración de fuerza para combatir la desmovilización

La campaña soberanista arrastra un problema: los números no salen. A menos de un mes para las elecciones del 27-S, el ritmo de adhesiones a la manifestación de la Diada (11 de septiembre) es insuficiente, ya que hay 210.000, una cifra muy lejana al más de medio millón que se logró en 2014. Los organizadores confían en que la reanudación del curso político impulsará la movilización, pero no tienen tiempo que perder.

Tampoco la campaña en paralelo de Juntos por el Sí –que agrupa a CDC, ERC, ANC y Òmnium– ha logrado los 100.000 voluntarios que busca. A día de ayer, sumaba 51.000. Todos ellos están convocados esta tarde en el paseo Lluís Companys de Barcelona para realizar una primera demostración de fuerza del soberanismo. Artur Mas, Oriol Junqueras, Raül Romeva, Carme Forcadell y Muriel Casals intervendrán en un acto que intentará propulsar, de una vez por todas, la ola soberanista.

El ejército que intenta reclutar el movimiento soberanista recibirá pertrechos para la campaña que se avecina. Cada uno de los voluntarios recibirá un kit personalizado para tratar de multiplicar el mensaje independentista por toda Cataluña.

El mes de agosto se acaba y la maquinaria soberanista comienza a echar humo, aunque todavía falta mucho carbón por meter en la locomotora. En cualquier caso, los soberanistas ya trabajan en las redes sociales a buen ritmo, donde ayer circulaban numerosas llamadas para sumarse al voluntariado de Juntos por el Sí.

En el mismo sentido se multiplicaban los esfuerzos para lograr más inscripciones para la gran manifestación de la Diada. Los soberanistas pretenden llenar la avenida Meridiana de Barcelona con centenares de miles de personas y repetir una movilización masiva por cuarto año consecutivo. De los 135 tramos en que han dividido la concentración, más de 60 presentan una ocupación alta, pero el resto oscila entre la ocupación media y la la ocupación baja.

Así las cosas, los independentistas necesitan estímulos para motivar a su parroquia. Todo vale, podría pensarse a la vista del argumentario de campaña de la candidatura Juntos por el Sí. No sólo reivindica la creación de un Estado catalán independiente como la vía para acabar con los recortes, sino que también avisa de que si gana el no a la independencia en las elecciones del 27 de septiembre, la «España de Aznar se sentirá más fuerte».

Es decir, que once años después de haberse acabado el mandato del que fue presidente del Gobierno entre 1996 y 2004, el espantajo de Aznar continúa funcionando. «Todo lo que no sea un voto al sí a la independencia será contado como un no, el no que representa al PP más retrógrado» y, en este punto, hace alusión al expresidente del Gobierno. «Si gana el No, la España de Aznar se sentirá más fuerte», dice el argumentario de los soberanistas.

No es extraño que la ex ministra y candidata del PSC en las elecciones generales, Carme Chacón, reaccionara al instante contra el argumentario de campaña de la candidatura Junts pel Sí, que, a su juicio, esa lista «toman a los catalanes por estúpidos» o «están muy mal». En un mensaje en su cuenta de Twitter, Chacón aseguró que el hecho de que «Mas y su lista digan que votar socialista en el 27S es votar por Aznar indica: A) Nos toman a los catalanes por estúpidos. B) Están muy mal. C) Ambas cosas».

«El mundo nos mira»

El argumentario soberanista también señala que ir «juntos» en el proceso independentista es «la manera de hacerlo bien» y pide una «gran fuerza democrática» ante Europa y el mundo: «Mientras el Estado español nos amenaza, el mundo nos está mirando. Queremos ganar para hacernos visibles», añade.

El argumentario asegura que «los recortes se acaban sólo con un Estado propio» porque, alega, con el actual estatus de comunidad autónoma, Cataluña no dispone de las herramientas necesarias para construir el Estado de Bienestar que desearía. Juntos por el Sí considera, asimismo, que su lista representa la «transversalidad de la sociedad catalana» y «la garantía de hacerlo bien» en el proceso soberanista porque goza del apoyo, dice, de «los más preparados».

El texto también alaba el «prestigio internacional» del presidente de la Generalitat, Artur Mas, quien, según el documento, es un líder ejemplar en la lucha contra la corrupción .

Los secesionistas quieren vender unidad y fuerza

Conforme se aproximan las elecciones del 27 de septiembre, el aparato propagandístico del movimiento soberanista intensifica su acción en las redes sociales, claves desde hace varios años. La candidatura Juntos por el Sí intentará realizar hoy una primera demostración de que las fuerzas soberanistas continúan movilizadas y desmentir así a las encuestas que sugieren una caída de los partidarios de la independencia. Lo cierto es que carteles como el de la imagen circulaban ayer por internet con menos velocidad que en otras ocasiones.