Los vecinos de Gamonal deciden que, «en principio», no se van a manifestar

Unas 2.000 personas piden que las administraciones no se personen como acusación

Cerca de 2.000 personas se manifestaron ayer en Burgos
Cerca de 2.000 personas se manifestaron ayer en Burgos

Los vecinos de Gamonal decidieron ayer que, «en principio», no se van a manifestar más por las calles de Burgos después de la marcha que ayer les llevó desde el final de la calle Vitoria al Ayuntamiento de Burgos.

Los vecinos de Gamonal decidieron ayer que, «en principio», no se van a manifestar más por las calles de Burgos después de la marcha que ayer les llevó desde el final de la calle Vitoria al Ayuntamiento de Burgos. «En principio, no habrá más manifestaciones. Aunque mañana [por hoy] celebraremos otra Asamblea, hemos decidido que, a corto plazo, no va a haber más marchas por la ciudad, siempre y cuando el alcalde cumpla con sus compromisos», confirmó a Servimedia Manolo Alonso, vecino del barrio que se ha convertido en portavoz del movimiento bautizado por las redes sociales Gamonal Resiste.

Alonso confirmó que la Asamblea que se celebró ayer por la tarde y que debería haber convocado la marcha para hoy no lo ha hecho porque «no va a haber manifestación». Los vecinos dan por terminada así las convocatorias diarias después de que el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, anunciara el viernes su intención de paralizar las obras del bulevar de Gamonal de forma definitiva.

Sin embargo, el portavoz vecinal sí advirtió de que si «el alcalde no cumple», podrían llegar a plantear alguna manifestación más «un viernes o un domingo». La «pelea» de los vecinos ahora, que le han trasladado «de forma oral» al alcalde de Burgos, pasa por conseguir «que el Ayuntamiento no se persone en la causa y que no se pida dinero por los daños ocasionados». «Si hace lo que nos ha prometido, no tenemos más que hacer. La zona ya se ha empezado a recoger para que las máquinas vengan a dejar la calle como estaba», defendió Alonso.

Los vecinos del barrio trasladaron el domingo por la noche sus sedes y las fijaron a unos cincuenta metros, en la confluencia entre las calles Vitoria, Fátima y Santa Bárbara para permitir el inicio de las obras que devolverán a la calle Vitoria la normalidad anterior al 9 de enero, cuando se inició la construcción del bulevar.

Tras la asamblea de ayer a las 19:00 tuvo lugar una movilización de unas 2.000 personas. La primera parada fue la sede de la Subdelegación de Gobierno, donde solicitaron que el Ayuntamiento, las entidades bancarias de la calle Vitoria y la Subdelegación de Gobierno no se personen como acusación particular contra los 46 detenidos en los altercados y leyeron un comunicado aprobado en asamblea. Tras esto se dirigieron al Consistorio, donde se pidió la absolución de los detenidos y un espacio «de carácter público y social» donde reunirse.

No faltaron consignas como «Antidisturbios fuera de Burgos» y «España entera es gamonalera». Una vez frente al Ayuntamiento, las personas que participaban en la protesta abuchearon a los agentes de Policía desplegados en torno al edificio y pidieron la dimisión del alcalde burgalés, Javier Lacalle, informa Ep.