Política

«Marín está acojonado»: así es el ambiente en Ciudadanos en Andalucía

Millán acusa a Virginia Salmerón, diputada en el Congreso, de ser una de las grandes culpables de la fractura de la formación naranja andaluza. Salmerón está casada con Fran Hervias, secretario de organización de Ciudadanos. No es la primera vez que el dirigente naranja es acusado de nepotismo por favorecer a su mujer.

Albert Rivera junto a Juan Marín y Javier Millán/Foto: Efe
Albert Rivera junto a Juan Marín y Javier Millán/Foto: Efe

El portavoz de Cs en Sevilla, Javier Millán, acusa a Virginia Salmerón, diputada en el Congreso, de ser una de las grandes culpables de la fractura en Andalucía.

El portavoz de Ciudadanos en Sevilla, Javier Millán acusa, en una grabación de 2017 a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, a Albert Rivera y a la dirección de Ciudadanos de “falta de democracia”, llegando a calificar el partido de “tiranía”. Millán asegura que Juan Marín “está acojonado” por Virginia Salmerón, diputada nacional y mujer del secretario nacional de organización, Fran Hervias. El portavoz sevillano se muestra desesperado por los enfrentamientos internos y asegura que en lo único en lo que se piensa por parte de la dirección de Ciudadanos es en “colocar” a la mujer de Fran Hervias, de quien afirma que “lo que quiere es vivir bien, ella no quiere trabajar. “Además es que no sabe”, sostiene.


En el audio, el líder sevillano naranja se refiere al dirigente nacional Fran Hervias por el mote “el gordo” y acusa a su mujer, Virginia Salmerón, diputada en el Congreso, de ser una de las grandes culpables de la fractura de la formación naranja andaluza. Además, el portavoz naranja del ayuntamiento de Sevilla afirma que Juan Marín, candidato de Cs a la presidencia de Andalucía “está acojonado” por la presencia de Salmerón, hasta el punto de cambiar la gira que tenía planeada hacer por los municipios de la provincia los jueves, “cuando le viene bien”, por la tarde al viernes, “que es cuando está aquí Virginia”. Millán y su interlocutor aseguran que Ciudadanos se ha convertido en una “pandilla de amigos y amigas” en la que “cuanto más se aplaude más alto se asciende”.

El actual portavoz de Cs en el ayuntamiento de Sevilla reconoce en la grabación que su objetivo es llegar a tener posibilidades de ser candidato en las próximas elecciones municipales. “Creo que si [Virginia] tuviera que dejar el Congreso, su opción sería el parlamento de Andalucía, donde no tiene el nivel de exposición público que tengo yo”, afirma. Un puesto que, asevera, le garantiza a Salmerón un sustento económico y de rango “que no tiene el ayuntamiento de Sevilla ni por asomo”.

En varios momentos de la conversación, Millán asegura que "Juan Marín está acojonado"y cuenta que "ha llamado a Marta (se refiere a Marta Escrivá, parlamentaria de Cs por Sevilla) y le ha dicho que quería hacer una gira por los pueblos. Y Marín dice que le viene bien el jueves por la tarde que es cuando está en Sevilla, que se lo comente a Mar Hormigo (subdelegada de C´s en Sevilla). Y la respuesta fue “que hable conmigo -refiriéndose a Mar Hormigos-, pero que no se va a ir. Va a irse los viernes, que es cuando está aquí Virginia. Así que imagínate el nivel de tiranía que tenemos aquí". Queda claro que Millán piensa que quien manda en Cs de Andalucía no es Juan Marín, sino Virginia Salmerón.

Lo único que se le ocurre a Millán es hablar con Juan Marín, que le respeta. “La otra parte es odio africano. Si me pudieran echar un insecticida me lo echaban”, acusa.

No es la primera vez que la pareja formada por Hervias y Salmerón salta a la palestra. Ya lo hicieron con motivo del currículum falsificado de ella, que Hervias, siempre según fuentes internas, tapó.