La Policía interviene propaganda del 1-O en la sede de la CUP

La propia organización antisistema ha publicado en Twitter que agentes encapuchados se han desplazado hasta su sede

Los diputados de la CUP muestran pancartas a favor del referéndum
Los diputados de la CUP muestran pancartas a favor del referéndum

Agentes de la Policía Nacional han acudido a una sede de la CUP en Barcelona, en el marco de un operativo policial ordenado por un juez, según han informado fuentes próximas al caso.

La Policía Nacional ha intervenido material de propaganda del referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional (TC), en el interior de dos vehículos que estaban estacionados a las puertas de la sede central de la CUP en Barcelona.

Según han informado fuentes próximas a la investigación, la actuación policial, que ha obligado a cortar las calles cercanas a la sede de la formación política, se ha llevado a cabo por orden judicial.

Los agentes, de paisano y con los rostros cubiertos por pasamontañas, han acudido a la sede central de la CUP y han registrado dos vehículos que estaban estacionados a las puertas del local, donde se han incautado de carteles y material de propaganda del referéndum del 1 de octubre que se han llevado en varias cajas.

A las puertas de la sede de la formación política, en cuyo interior se encontraban varios militantes cuando se ha desplegado la operación policial, han acudido también agentes de los Mossos d'Esquadra y de la Guardia Urbana.

Un centenar de personas se han concentrado frente al edificio en protesta por la entrada policial y se han producido algunos momentos de tensión entre agentes y manifestantes.

Estos últimos no han podido evitar la salida de los coches policiales, porque los agentes han cortado las calles adyacentes para que los concentrados no se sentaran en la calzada frente a los vehículos, como ha ocurrido en otras actuaciones policiales.

Los manifestantes han sacado del interior de la sede centenares de carteles y pancartas en favor de la independencia y han gritado consignas en favor de la celebración del referéndum.

Este miércoles la Guardia Civil ha desarrollado un amplio dispositivo policial ordenado por el Juzgado de instrucción 13 de Barcelona para recabar pruebas e indicios que desmonte el referéndum. También se ha incautado de más de nueve millones de papeletas en una nave de Bigues i Riells (Barcelona).