Política

Felipe VI: «La seguridad y la defensa nacional son una tarea de todos»

Felipe VI convierte el acto castrense en un acto de homenaje a Don Juan Carlos, del que destaca su «compromiso con la democracia y la libertad». En el año en que se cumple el 40 aniversario de la Constitución que su padre rubricó, la define como «el gran pacto de convivencia sobre el que se asienta nuestro progreso».

Felipe VI convierte el acto castrense en un acto de homenaje a Don Juan Carlos, del que destaca su «compromiso con la democracia y la libertad». En el año en que se cumple el 40 aniversario de la Constitución que su padre rubricó, la define como «el gran pacto de convivencia sobre el que se asienta nuestro progreso».

Publicidad

Cuatro Reyes, frente a unos 150 invitados en el Salón del Trono: en las esquinas, Doña Sofía y Doña Letizia. En el centro, Don Felipe y Don Juan Carlos. La Pascua Militar de este año ha adquirido un tono intimista, y no sólo debido a la lluvia, que obligó a cancelar el desfile en el Patio de Armas y a celebrar el saludo en el Zaguán del Palacio Real. El Rey, en calidad de almirante general de la Armada, se dirigió a Don Juan Carlos, como capitán general de Tierra, al pronunciar su primer discurso, y por primera vez desde su proclamación en 2014, el acto castrense se convirtió en un sentido homenaje a la figura del Rey Juan Carlos, que cumplió el pasado sábado 80 años. «Permitidme ahora que, como Mando Supremo de las Fuerzas Armadas, y en nombre de todos, felicite a nuestro antiguo Capitán General», se dirigió al jefe del Estado. «Y gracias, también, por tantos años de servicio leal a España, por tu ejemplo vistiendo con honor el uniforme y siempre velando por la excelencia y el compromiso de nuestras FAS con nuestra democracia, nuestra libertad y nuestra seguridad».

En el año que comienza, la Casa del Rey ha organizado una serie de actos conmemorativos tanto por el cumpleaños de don juan Carlos como por el de Doña Sofía, que tendrá lugar el 2 de noviembre. Para ella también hubo palabras: «Aunque sea adelantarme unos cuantos meses, felicitamos todos también a la Reina Sofía, que tanto cariño y cercanía ha demostrado siempre hacia la gran familia militar». Don Felipe, como suele hacer en presencia de su padre, principalmente si se trata de un acto castrense, le reconoció a su padre los valores que le inculcó. «Cuando en el año 1986, vistiendo yo el uniforme de Caballero Cadete de la Academia General militar, Vuestra Majestad me animó a vivir la lealtad, la obediencia, la austeridad, el compañerismo y el amor a España».

El otro «cumpleaños» a ensalzar para Felipe VI fue el de los 40 años de Constitución, que se celebrarán en diciembre de este año, y que el Monarca recordó como «el gran pacto de convivencia entre los españoles sobre el que se asientan nuestros derechos y libertades y nuestro progreso económico y social». Fue en eso proceso constituyente del Estado de Derecho cuando se fraguó la Junta de Defensa Nacional que, enfatizó, presidió su padre en 1977, que sustituyeron a las recogidas por el Rey Carlos III, precisamente el artífice de la celebración de este acto tras la conquista de Mahón (Menorca) a los ingleses. La incorporación de España a la estructura militar de organismos internacionales o la incorporación de la mujer a la profesiónmilitar son algunos de estos avances, y Don Felipe pidió seguir trabajando en esta línea. «Son más de 2500 hombres y mujeres los que hoy, en misiones nacionales, de la ONU, la OTAN y la UE, se encuentran desplegados en muchos países y mares del mundo», a los que quiso mandó un mensaje de cariño y cercanía, de reconocimiento y de ánimo por la labor tan importante que desempeñan de forma abnegada, lejos de sus hogares y separados de sus bienes queridos: desde Colombia a Afganistán, y desde el Báltico hasta la Antártida».

Tras lanzar estos mensajes de «gratitud y enhorabuena», el rey no obvió las exigencias que requiere «un mundo en el que los procesos de transformación continua y acelerada son la norma», un entorno que, aseguró, «necesita de las Fuerzas Armadas y de todo el sistema de Seguridad y Defensa en General un esfuerzo constante de evolución e innovación».

Publicidad

El Rey, consciente de que la labor de los militares no es reconocida en todos los ámbitos, aseguró que la tarea de la Seguridad y la Defensa Nacional requieren «del acercamiento y conocimiento mutuo entre la sociedad civil y los militares». Al hilo de esta reflexión, instó a los militares a continuar con «esa labor necesaria y enriquecedora de explicar vuestro trabajo y de hacer partícipe a la sociedad de las responsabilidad que asumís», como el despliegue de la unidad española como parte de la Fuerza de Protección de NNUU en Bosnia-Herzegovina, que el pasado mes de noviembre cumplió el 25 aniversario de su primer despliegue. Esta colaboración en el exterior de nuestras tropas la destacó el jefe del Estado como herramienta necesaria para poder combatir la amenaza del terrorismo, «allí donde se origina, en beneficio de la seguridad internacional, de la defensa y de los valores que definen nuestro modelos de convivencia y en favor del compromiso sólido y firme de España con la libertad y la paz».

Publicidad