Rajoy advierte contra «las opciones secesionistas y populistas contrarias al ideal de Europa»

Donald Tusk (d), levanta el brazo de Rajoy (c), junto al presidente el PPE, Joseph Daul (2d), y Angela Merkel (i), mientras posan para la foto de familia del Congreso del Partido Popular Europeo (PPE).
Donald Tusk (d), levanta el brazo de Rajoy (c), junto al presidente el PPE, Joseph Daul (2d), y Angela Merkel (i), mientras posan para la foto de familia del Congreso del Partido Popular Europeo (PPE).

Los líderes del centro-derecha europeo han erigido hoy al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como el artífice de la recuperación económica y como la garantía de éxito y progreso que necesita España tras las elecciones generales del 20 de diciembre.

Los líderes del PPE cerraron filas en torno a Mariano Rajoy. El presidente del Gobierno cerró el congreso que la familia popular ha celebrado durante dos días en Madrid. El presidente del Gobierno, anfitrión del cónclave, definió al PPE como el "el partido de las personas”, al que llaman en las situaciones difíciles “porque aportamos estabilidad y eficacia".

Destacó que las medidas que defiende el PP "ofrecen resultados” y recordó la situación de España en 2012 que era de emergencia; y en 2015 “hemos logrado darle la vuelta”.

De este modo, Rajoy ha señalado que el cambio que hemos vivido en estos años "se lo debemos al ejemplo de los españoles, suyo es el mérito, el esfuerzo y un futuro mejor".

También hizo referencia a los datos de la EPA que se han conocido esta mañana, datos de los que dijo sentirse orgulloso "porque creánme que ha sido duro y difícil, pero hoy podemos decir que lo hemos conseguido. Los españoles nos hemos ganado de nuevo nuestro futuro. Y esto es, sin duda, un éxito para nuestro país. Pero quiero recalcar también que es también un éxito de las ideas que defendemos como miembros del PPE y todos europeístas responsables".

Rajoy también ha advertido contra "las propuestas de opciones políticas radicales, tanto secesionistas como populistas. Todas ellas, todas sin excepción, son contrarias al ideal de la concordia europeísta y a la fuerza positiva de la unión y de la integración".

"El Partido Popular Europeo es el partido de las personas, nos llaman en las situaciones difíciles porque aportamos estabilidad y eficacia. Nuestro objetivo pasa también por consolidar una #Europa más abierta, receptiva y democrática", ha concluido.

Con estas palabras, Rajoy clausuraba un congreso en el que los líderes del centro-derecha europeo lo han erigido hoy como el artífice de la recuperación económica y como la garantía de éxito y progreso que necesita España tras las elecciones generales del 20 de diciembre.

Estos dirigentes, entre ellos la canciller alemana, Angela Merkel, han desfilado por el congreso del Partido Popular Europeo (PPE) para poner en valor, uno a uno, la gestión de Rajoy y arroparlo a menos de dos meses de la cita con las urnas.

Rajoy, por su parte, se ha mostrado convencido de que repetirá al frente del Gobierno y ha apelado a la estabilidad que otorgan los partidos que integran el PPE frente a las recetas socialistas, que sólo llevan, ha dicho, a "números rojos, déficit perpetuos, recesión y paro", así como frente a las "amenazas radicales, secesionistas y populistas"o los nuevos partidos.

Los partidos del PPE no somos un "refresco de moda ni fiebre de un día", ha advertido el presidente, quien por otro lado ha insistido en que el empleo y el estado de bienestar es "patrimonio"de los 'populares' y no de los socialistas.

"Para eso estamos en política y por eso vamos a continuar en el futuro", ha dicho Rajoy, quien al abandonar la sede de este cónclave ha admitido a los periodistas que le "reconforta mucho"que los dirigentes europeos hayan reconocido "el esfuerzo realizado por los españoles a lo largo de estos años".

Los jefes de estado y de gobierno profirieron de halagos a su gestión por parte de todos los dirigentes que han intervenido, muchos de los cuales, como el líder de Los Republicanos franceses, Nicolás Sarkozy, los presidentes del Consejo y la Comisión Europea, Donald Tusk y Jean Claude Juncker, o el primer ministro irlandés, Edna Kenny, han lanzado "vivas"al presidente y a España.

Angela Merkel, por su parte, ha trasladado a Rajoy y al PP su agradecimiento por haber "cogido el toro por los cuernos"con medidas difíciles para lograr que España vuelva al crecimiento, y le ha deseado lo mejor de cara a las elecciones.

La canciller alemana ha destacado la eficacia de la gestión de Rajoy para superar el duro golpe que asestó "a todos"la crisis financiera en 2009 y el "legado que tuvo que asumir"cuando llegó al Gobierno en 2011.

Por eso se ha congratulado de que ahora la situación en España sea "totalmente diferente".