Rajoy sobre Rita Barberá : «La echo de menos y también las broncas que me pegaba»

«Rita fue luchadora, generosa, cercana, amable y siempre estaba pendiente de todos», afirmó el presidente del Gobierno en la entrega a la exalcaldesa a título póstumo de la Llave de Oro del municipalismo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a las hermanas de Rita Barberá, y al presidente de la FEMP, Abel Caballero
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a las hermanas de Rita Barberá, y al presidente de la FEMP, Abel Caballero

«Rita fue luchadora, generosa, cercana, amable y siempre estaba pendiente de todos», afirmó el presidente del Gobierno en la entrega a la exalcaldesa a título póstumo de la Llave de Oro del municipalismo

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) de la que Rita Barberá fue presidenta en dos ocasiones concedió a la ex alcaldesa de Valencia, a título póstumo la Llave de oro del Municipalismo, distinción que fue recogida por las tres hermanas de la ex senadora: María José, Carmen Luisa y Asunción.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recordó a la ex alcaldesa por su "extraordinaria"labor al frente del Ayuntamiento: "Rita era una persona buena, decente, trabajadora y siempre intentaba resolver los problemas de la gente", señaló. "Creo que esas ganas de ayudar a los demás y de intentar resolver los problemas tuvo que ver en que fuera tan buena alcaldesa". Rajoy acudió al homenaje que la FEMP rindió a la ex alcaldesa junto a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, tras reunirse en Moncloa con las víctimas del Yak 42.

El líder del Ejecutivo destacó que Barberá fue "una de las grandes personalidades"que ha habido en España tras la transición española. E incidiendo en que fue una "extraordinaria"alcaldesa durante más de 20 años, y que consiguió que la ciudad fuera "más atractiva"y que se "modernizara". Rajoy indicó que tuvo la “suerte” y “fortuna” de ser amigo de Barberá durante 30 años además de su compañero de partido. "Rita fue luchadora, generosa, fue cercana, fue amable y siempre estaba pendiente de todos". Rajoy indicó que “echa de menos” ahora su pasión por Valencia, y “también sus "broncas", porque, confesó, “también me las pegaba”.

De la misma forma, hizo extensivo el homenaje de Barberá a todos los alcaldes y concejales de España, y de forma especial a los que fueron víctimas del terrorismo.

En su intervención, Abel Caballero calificó también a Barberá como una gran municipalista y destacó su papel tanto al frente del ayuntamiento de Valencia como de la FEMP. "Su trabajo dejó huella en todo el municipalismo". Recordando unas palabras de la ex senadora y ex alcaldesa valenciana, Caballero aprovechó para reivindicar la política municipal como, indicó, le habría gustado a ella.

Por su parte, una de las hermanas de Rita Barberá se mostró muy emocionada por la concesión que le hacía la FEMP, a la “mujer que dedicó su vida a trabajar por los valencianos. Rita fue una municipalista de pies a cabeza, lo hizo siempre”.