Rajoy elogia a los efectivos que luchan contra la inmigración ilegal en Senegal

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se encuentra de viaje oficial a la República de Senegal, durante su visita al patrullero de la Armada "Vencedora", amarrado en la base naval de Dakar.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se encuentra de viaje oficial a la República de Senegal, durante su visita al patrullero de la Armada "Vencedora", amarrado en la base naval de Dakar.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se reunió esta mañana con el presidente senegalés, Macky Sall, con quien trató, además de los problemas y dramas que afectan al país, de la aportación española para frenar la salida de cayucos con destino a Canarias. Fue justo antes de su visita a la Base Naval de Dakar, en la que se encuentra el contingente de la Guardia Civil y a la dotación del Patrullero «Vencedora» que contribuyen a la seguridad y estabilidad de esta zona de África.

A las diez de la mañana (hora local), el jefe del Ejecutivo, acompañado del ministro de defensa, Pedro Morenés, ha visitado primero a los quince guardias civiles que con sus dos patrulleras luchan contra la inmigración ilegal desde las costas de Senegal. «Ya no llegan cayucos a Canarias, pero hemos conseguido algo mejor, que no salgan de aquí”, explicó el teniente Miguel Ángel, de la Guardia Civil, quien apuntó, además, que con su labor, “hemos logrado que no muera gente”.

Tras este acto, Rajoy se ha subido a bordo del patrullero «Vencedora» de la Armada donde 80 efectivos de la Armada realizan una serie de ejercicios de adiestramiento a las Marinas de la zona. El presidente tuvo la oportunidad de charlar con algunos de sus efectivos, quienes le explicaron que, en la actualidad, instruyen en puerto a unos 25 marinos senegaleses.

Una vez terminada esta visita, el presidente español y su delegación se acercaron hasta el «Destacamento Marfil» del Ejército del Aire donde hay 55 militares y un avión de transporte con el que realizan vuelos logísticos y de tropa en apoyo a la operación francesa “Barkhane” en el área del Sahel. De esta forma, el jefe del Ejecutivo pondrá fin a su visita relámpago a los efectivos desplegados en Mali y Senegal.

Ante ellos, el jefe del Ejecutivo español volvió a repetir una idea: “Sin estabilidad es difícil que nada venga a continuación” e hizo hincapié en que “es bueno que en España se conozca lo que hacen los españoles como ustedes, que están dando la talla en temas como la lucha contra las mafias, el terrorismo o los tráficos de personas y drogas”.