MENÚ
martes 22 octubre 2019
00:30
Actualizado

Rivera ofrece a Casado una abstención conjunta con condiciones

  • Albert Rivera, esta mañana en la sede de Cs/Foto: Alberto R. Roldán
    Albert Rivera, esta mañana en la sede de Cs/Foto: Alberto R. Roldán

Tiempo de lectura 4 min.

16 de septiembre de 2019. 17:39h

Comentada
Rocío Esteban 16/9/2019

A dos días de que conozcamos la decisión del Rey sobre si proponer a Pedro Sánchez como candidato a presidente del Gobierno, Ciudadanos mueve ficha para evitar la a todas luces previsible repetición electoral. Giro de última hora para evitar elecciones, si bien no por la izquierda una vez todos los puentes entre el Gobierno y Unidas Podemos estén dinamitados, sí por la derecha.

El presidente de Ciudadanos ofrece al PP una abstención conjunta para investir a Pedro Sánchez. No será gratis, en todo caso. Para ello, pide al líder del Ejecutivo cuatro compromisos: la ruptura del acuerdo en Navarra con Bildu, la inauguración de una mesa para acordar de nuevo la implantación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, un compromiso para no indultar a los presos del procés y un programa económico para no subir impuestos.

Sánchez no ve “ningún obstáculo real” para la abstención de PP y Ciudadanos

Estas son las líneas rojas de Albert Rivera para negociar lo que sería no solo un acuerdo de investidura sino un pacto de legislatura, según ha podido saber este diario. "Si Sánchez dice sí a un gobierno constitucionalista, al respeto a las sentencias del procés y a no indultar a los condenados y se compromete con la economía», ha asegurado en rueda de prensa ante los medios después de concluir la reunión de su Ejecutiva. "Es una solución al límite", ha acreditado.

Según ha confirmado el propio líder de la formación naranja esta propuesta ya ha sido informada al presidente del PP Pablo Casado y han acordado reunirse está tarde en el Congreso de los Diputados para tratar de avanzar en la misma.

El presidente de Ciudadanos ha planteado que si el líder socialista adopta estos tres compromisos, PP y Cs podrían abstenerse para facilitar su investidura antes de que finalice el plazo el próximo 23 de septiembre.

Esta opción que ahora se abre para evitar el 10-N sería suficiente para investir a Pedro Sánchez, aunque el resto de partidos, Unidas Podemos, nacionalistas e independentistas votarán en contra. Es la reclamación que el presidente del Gobierno en funciones lleva haciendo desde julio a PP y CS, y una opción que hasta ahora no se había planteado sobre la mesa debido a la negativa del partido que dirige Albert Rivera a pactar con el PSOE.

Es además, la vía que el sector crítico de Ciudadanos lleva exigiendo desde el pasado mes de febrero cuando la ejecutiva del partido aprobó su veto a negociar con Sánchez. La respuesta del PSOE será crucial para desencallar la situación, aunque las líneas rojas que plantea Ciudadanos serán las que finalmente marquen la decisión final. El PSOE, hasta ahora, había pedido la abstención de ambos partidos pero sin ofrecer ningún tipo de compromiso a cambio.

Rivera ha pedido a Sánchez una "respuesta" y que "asuma estas condiciones" en su discurso de investidura. Según ha confirmado el presidente de Cs ha planteado a su partido "ir de la mano del PP para buscar una solución de Estado". "Nosotros, Cs y PP estamos dispuestos a poner sobre la mesa una solución de estado, pero Sánchez tiene que comprometerse con España y con los ciudadanos españoles", ha reclamado.

Te puede interesar:

Las dudas de Vox que piden derogar la Ley de Memoria Histórica

Casado se verá con Rivera esta tarde aunque su propuesta sea para Sánchez

¿Qué papel da al Rey el artículo 99 de la Constitución?

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs