Ruz valida todas las pruebas del sumario del «caso Gürtel» al no tener nexo con Garzón

EL Juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz
EL Juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz

El juez ha dado validez a todas las pruebas que constan en el sumario en el que se investigan las actividades de la "trama Gürtel"al considerar que no fueron obtenidas a partir de las escuchas autorizadas por su antecesor, Baltasar Garzón.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha avalado la legalidad de todas las diligencias practicadas en el caso Gürtel (como pinchazos telefónicos y registros) porque no guardan relación con las escuchas nulas que ordenó el juez Baltasar Garzón y que le costaron una condena de 11 años de inhabilitación.

En un auto en el que cierra la primera pieza del caso en vistas a terminar la instrucción, Ruz concluye que toda la investigación es legal, a pesar de que las defensas la consideran nula.

Según las defensas, las diligencias de Gürtel estarían conectadas con las conversaciones grabadas en prisión entre los presuntos cabecillas de la trama, Francisco Correa y Pablo Crespo, y sus abogados, declaradas ilícitas en 2010 por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

El Tribunal Supremo condenó a Garzón por estos hechos a 11 años de inhabilitación en febrero de 2011, pero el juez Ruz afirma que la nulidad de esas escuchas no afecta a las diligencias practicadas antes y después de que, entre febrero y mayo de 2009, se produjeran las conversaciones pinchadas en prisión.

Esto es, sostiene el juez, porque no existe ninguna relación o "conexión de causalidad"entre las escuchas dictadas por Garzón y el resto de diligencias.

El juez recoge una sola excepción y la nulidad sí afectaría a una diligencia en concreto: el registro en mayo de 2009 a las celdas de Correa y Crespo, que derivó directamente de las intervenciones telefónicas de Garzón.

Ruz recuerda que las grabaciones anuladas no se produjeron en el momento inicial de la investigación, sino en "un momento ulterior donde ya se habían acordado diligencias como intervenciones telefónicas, entradas y registros domiciliarios y otras derivadas".

Por su falta de conexión y porque se remontan al inicio de la instrucción, indica que "carece de todo fundamento y sustento la pretensión de alguna de las partes de que sea declarada la nulidad de la totalidad de la instrucción"y tilda el debate al respecto de "estéril e innecesario".

El pasado junio, la sección cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional ya validó unas grabaciones de Gürtel, las que hizo el exconcejal de Majadahonda José Luis Peñas a Correa y que dieron origen al caso, después de que 10 imputados, entre ellos Luis Bárcenas, pidieran su nulidad por vulnerar el derecho a la intimidad.

El auto de hoy apunta también que el volcado de las grabaciones que no fueron anuladas (como la de Peñas con Correa) se hizo cumpliendo todas las garantías y que un informe pericial ordenado en su día por el TSJM avaló la falta de alteración o modificación de los archivos originales.

Con este escrito, el juez valida así tanto las grabaciones no anuladas como también el resto de diligencias, entre ellas un registro en una empresa de la calle Serrano de Madrid en el que se requisó un 'pendrive' con la contabilidad B de la trama.

Aval a la principal conversación

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal validó en junio pasado las grabaciones entre Peñas y Correa argumentando que el supuesto analizado no se puede equiparar a la técnica periodística de "cámara oculta"porque en este caso no medió "el engaño ni la presión ni se han extraído datos que afecten a la zona mas intrínseca de la personalidad".

La nulidad fue solicitada por las defensa sde Correa; su número dos, Pablo Crespo; y el testaferro del primero, Antoine Sánchez; al que se adhirieron las representaciones del ex tesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas y otros seis imputados. De igual forma confirma el auto que el instructor, Pablo Ruz, dictó en mayo pasado.