Sáenz de Santamaría exige respeto para todos el 12-O

La Razón
La RazónLa Razón

El Gobierno pidió ayer «respeto y sensatez a todos» ante el Día de la Hispanidad que hoy se celebra. Unas palabras con las que desde Moncloa se mira directamente a Cataluña y a la concentración convocada en Barcelona para conmemorar este día. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, defendió, tras la rueda de prensa del Consejo de Ministros, que el Día de la Hispanidad es una fecha de celebración para el conjunto de los españoles y que es «exigible el respeto a todos a la hora de decidir cómo afrontan esa conmemoración quienes desde luego tienen derecho a hacerlo». Desde Moncloa aludían así a la concentración en la Plaza de Cataluña en favor de la unidad de España convocada hoy por asociaciones y movimientos cívicos. El año pasado esta convocatoria fue todo un éxito por el número de personas que congregó y porque se desarrolló de manera pacífica e integradora. En ella los participantes reivindicaron un mensaje en favor de una Cataluña unida a España. «Pediría respeto y sensatez. Es una fiesta que conmemora muchas cosas y, sobre todo, el Día de la Nación, que en unos momentos de dificultad está demostrando una gran madurez y una gran fortaleza», sentenció la vicepresidenta. En el día de hoy el Gobierno en pleno asistirá al Desfile militar que tendrá lugar en la capital, y será el partido en Cataluña, arropado por el PP vasco, el que plantará cara al desafío independentista. El PP ha querido desvincular la manifestación de hoy en Barcelona de un acto de partido, aunque movilizará en su apoyo a sus militantes. La estrategia concuerda con su ofensiva para movilizar a agentes sociales, empresarios y sociedad civil que no ven con buenos ojos la deriva independentista de la Generalitat. Por eso el mensaje es que el acto de hoy es una concentración de catalanes que quieren expresar que desean seguir viviendo en una Cataluña dentro de España por encima de ideologías.