Política

Sánchez pide a Torra que "condene la violencia"para evitar "mayores errores"

Critica el "naufragio absoluto"del independentismo y pide a sus líderes que "reconozcan que han engañado a la sociedad catalana".

Critica el "naufragio absoluto"del independentismo y pide a sus líderes que "reconozcan que han engañado a la sociedad catalana"

El PSOE ha dado hoy el pistoletazo de salida a la precampaña en la reunión de su Comité Federal en Madrid. Lejos de citas marcadas por la crispación y la ruptura, el clima de esta mañana en Ferraz es de total cierre de filas con su líder, que ha demandado "compromiso y movilización"para unas elecciones el próximo 10 de noviembre que se antojan "cruciales"para el partido. En ellas tendrá un fuerte impacto la "crisis catalana"que "amenaza con recrudecerse"a raíz de la sentencia del "procés", que verá la luz en próximas fechas. Sánchez ha criticado el "error total"y el "naufragio absoluto"del independentismo y ha advertido de que "aún están a tiempo de evitar errores mayores", para lo que les ha pedido que "condenen la violencia de ese grupúsculo del movimiento independentista"que representan los CDR. La oferta socialista es "ley y diálogo"y ha exigido que los líderes soberanistas "reconozcan públicamente que engañaron a la sociedad catalana"con su deriva separatista.

Sánchez ha reivindicado su victoria "clara y rotunda"en los comicios de abril y mayo y ha lamentado que se acabara "imponiendo el bloqueo"a pesar de una victoria "que no nos reconocieron". En este punto, el líder socialista ha asegurado que él no quería elecciones y que, aunque "nos duele la interinidad, el bloqueo y la parálisis que vive la política desde hace cinco años", buscaba un proyecto para una legislatura, no para una investidura. Una suerte de justificación a su falta de acuerdo con Unidas Podemos. En este punto, Sánchez ha erigido al PSOE como la "izquierda cabal", una opción de gobierno "progresista y estable"y la única alternativa para frenar a la derecha. Se rescata así una de las disyuntivas de la campaña de abril: "Avanzar o retroceder".

En Ferraz se presentan como el partido capaz de "administrar con rigor, mientras que redistribuimos"y presumen de su implantación territorial y de su "proyecto nacional"frente a aquellas opciones "residuales"en España, como es el caso del PP en Cataluña y el País Vasco. Aunque esto pudiera también entenderse como una alusión velada a Más País, lo cierto es que en el discurso de Sánchez no hubo ninguna alusión a los morados ni a Errejón, a expensas de presentarse como la única opción solvente en el espectro de la izquierda.