Sánchez se «centra» en la bandera

El líder del PSOE sorprendió ayer en la presentación de su candidatura a la Moncloa con una gran enseña nacional y apeló a un «cambio desde la moderación» tras los pactos con Podemos

El candidato Sánchez se envuelve en la bandera
El candidato Sánchez se envuelve en la bandera

El líder del PSOE sorprendió ayer en la presentación de su candidatura a la Moncloa con una gran enseña nacional y apeló a un «cambio desde la moderación» tras los pactos con Podemos

Pedro Sánchez fue aclamado ayer como candidato a la presidencia del Gobierno por más de dos mil personas. Lo hace desde «la humildad y la ilusión», con un partido detrás que se ha olvidado de los malos momentos y que por primera vez desde 2012 está convencido de que puede ganar las generales. Estaban todos. El pasado representado por Alfredo Pérez Rubalcaba, José Luís Rodríguez Zapatero o Joaquín Almunia –Felipe González estaba fuera de España– y el futuro con los presidentes de Andalucía (Susana Díaz), Valencia (Ximo Puig), Baleares (Francina Armengol), Extremadura (Guillermo Fernández Vara) y Asturias (Javier Fernández). Ante este auditorio, Sánchez defendió «la autonomía del proyecto» que representa el PSOE que nunca estuvo subordinado «a otra fuerza». Sí se subordinó al «interés de la clase media y trabajadora». «Nosotros, mantendremos la autonomía de nuestro proyecto para entregarlo a las siguientes generaciones tan libre como lo recibimos de vosotros», afirmó.

En esta demostración de músculo no faltaba un detalle. Una gran bandera española llenaba un escenario en el que Sánchez –que no dejó de lado su ya tradicional camisa blanca, aunque está la adornó con corbata roja– dijo que «ser patriota es querer que la historia de tu país discurra por la senda de la prosperidad y de la libertad de los ciudadanos». Se erigió en líder del «cambio que une» marcando distancias con los movimientos de izquierda y también frente al PP: «Me niego a elegir entre crecimiento y derechos» para «construir una España mejor, fuerte y solidaria en el mundo. Una España de oportunidades, laica» y «federal». El candidato socialista abogó por «liderar un cambio que una. Seguro, valiente, coherente con nuestros valores y en el que se reconozcan la mayoría de los españoles» para lo que reclamó un «buen Gobierno, que base su fuerza en la ejemplaridad y en la alternativa constructiva»; pues «llevamos demasiados años sufriendo un mal gobierno», que actúa «solo y contra todos».

Sánchez fue proclamado previamente candidato a la presidencia por el Comité Federal sin primarias –nadie se atrevió a cuestionarle– y ante un público entregado abogó por «erradicar el paro y la corrupción» y por «una recuperación diferente» con «un crecimiento justo que aúne mercado y democracia, competitividad y derechos laborales, crecimiento y cohesión social» y «firme ante los poderosos».

Sobre Cataluña, criticó la actitud del gobierno de Rajoy frente al desafío soberanista y lanzó un mensaje a Artur Mas. Los socialistas «construiremos una España federal en la que cada cual pueda ser español y catalán, o valenciano, o andaluz, o vasco o madrileño, en el orden que desee. No estamos para crear nuevos problemas, ya tenemos bastantes. No estamos para extender el desafecto y el desánimo, porque no es justo».

Sánchez llegó a su proclamación con las encuestas a favor. Los ciudadanos de forma mayoritaria apoyan su política de pactos y su valoración como líder está recuperando puntos. Defendió que «estamos obligados al diálogo, ya no sólo como un imperativo moral, sino como una necesidad funcional». Y afirmó que «los ciudadanos no han sustituido una mayoría absoluta por otra, han sustituido una mayoría absoluta por construir gobiernos fuertes, estables, desde el diálogo y el acuerdo».

Los mensajes

Patriotismo

«Ser patriota es querer que la historia de tu país discurra por la senda de la prosperidad y de la libertad de sus ciudadanos»

Pactos

«Si algo hay claro en el panorama político en el que nos encontramos es que estamos obligados al diálogo»

Corrupción

«En vez de rivalizar sobre quién es menos corrupto, volcaré todo el esfuerzo en prevenir y castigar con contundencia la corrupción»

Cataluña y el modelo federal

«Construiremos una España federal en la que cada cual pueda ser español y catalán, o vasco, o andaluz, en el orden que desee»