Sánchez rechaza los «textos inmutables» y defiende el acuerdo entre ciudadanos

Pedro Sánchez con Felipe González, Idoia Mendia  y Alfonso Guerra, junto a la viuda e hijos de Benegas
Pedro Sánchez con Felipe González, Idoia Mendia y Alfonso Guerra, junto a la viuda e hijos de Benegas

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha rechazado hoy las "las tablas sagradas"y "los textos inmutables"y ha defendido un "acuerdo entre ciudadanos, diferentes en identidad, pero iguales en derechos"al tiempo que ha reivindicado la "vigencia de la buena política"que representó Txiki Benegas. Sánchez ha clausurado hoy el acto de homenaje al dirigente socialista fallecido el pasado 1 de septiembre, en el que se han dado cita amigos y familiares del político vasco además de una nutrida representación institucional y de líderes actuales y del pasado del PSOE.

La secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, ha abierto el acto ante un abarrotado auditorio del palacio Kursaal de San Sebastián en el que han intervenido también el expresidente del Gobierno Felipe González, y el exsecretario general del PSOE Alfonso Guerra.

El homenaje ha congregado a los presidentes de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, el presidente de Asturias, Javier Fernández, el líder del PSC Miquel Iceta, así como a los exlehendakaris José Antonio Ardanza o Patxi López.

También han acudido el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, (PNV), el secretario de Paz y Convivencia del Gobierno Vasco, Jonan Fernández, o la presidenta del PNV de Bizkaia, Itxaso Atuxa, así como el presidente del PP de Guipúzcoa, Borja Sémper, o el diputado de UPyD, Gorka Maneiro, el diputado de Amaiur Rafael Larreina, además de representantes de sindicatos y del mundo de la cultura.

Sánchez ha resaltado que Txiki Benegas "no solo creía en el diálogo, sino que no dejó de practicarlo a lo largo de una trayectoria de casi medio siglo"y era "un negociador tenaz que jamás se levantaba de una mesa hasta explorar el mínimo resquicio para el acuerdo".

En tiempos en los que "hay tantos puentes rotos o en riesgo de romperse", Sánchez ha reivindicado la "vigencia de esa buena política, la política del diálogo y del acuerdo"que hizo posible la Constitución de 1978, los Pactos de la Moncloa, el Pacto de Toledo, la integración en la UE y que "llevó al fin de ETA"

"La buena política es la que hará transformar de nuevo"España, "entre todos y no unos contra otros", y que Sánchez aspira a poner en marcha desde La Moncloa.

El secretario general del PSOE ha remarcado que "hay pocas figuras de la trascendencia histórica de Txiki Benegas"que supuso una de las "grandes voces socialistas"en la transición, en el autogobierno de Euskadi, en la Ley de Amnistía o la lucha contra ETA.

Tras reconocer que hay "muchos Txikis para recordar", Sánchez ha asegurado que se queda con el socialista que "creyó en el PSOE y lo sirvió con entrega desde las responsabilidades que desempañó en Euskadi y en Madrid"o con el consejero de Interior vasco que "en los años más terribles"del terrorismo "se alzó con la dignidad de los valientes para proclamar que ninguna causa es justa cuando se alía con la muerte".

Mendia ha sido la encargada de inaugurar el homenaje con un discurso en el que ha subrayado la faceta de Txiki Benegas como "militante de la libertad", que le llevó a construir el "gran edificio de la democracia"que "trataron de dinamitar los terroristas con sus bombas"a los que "gracias al coraje de personas"como él "se ha conseguido derrotar".

En el mismo sentido se ha manifestado Alfonso Guerra, quien ha señalado que "muchos olvidan que un hombre de 29 años (en referencia a Benegas) peleaba por la dignidad de las víctimas"de ETA, "casi solo", "cuando acudía a los obispos a pedir templo para despedir el alma de un guardia civil o un policía".

Fue Txiki Benegas quien propició la "grandeza moral"del reconocimiento a las víctimas, ha señalado Guerra, quien ha definido al dirigente socialista fallecido como un hombre "libre, valiente y que cumplió con sus responsabilidades".

Ha indicado que "siempre que se ha roto la solidaridad interna en el PSOE, han soplado malos vientos para España, una lección que creía habíamos asimilado", ha concluido.

EFE