Cs califica de "tomadura de pelo"la respuesta de Sánchez a su propuesta

Asegura que no ir a elecciones está en manos del líder del PSOE y está dispuesto a reunirse con él cuando quiera.

Albert Rivera durante la rueda de Prensa/Foto: Alberto R. Roldán
Albert Rivera durante la rueda de Prensa/Foto: Alberto R. Roldán

La formación naranja ha indicado en un comunicado que “la respuesta de Sánchez es una tomadura de pelo a todos los españoles”

Pedro Sánchez cerraba su ronda de llamadas con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, a quien ha trasmitido por teléfono y por escrito que ya se cumplen las tres condiciones que puso éste para facilitar su investidura. Sánchez ha querido dejar estos compromisos por escrito en una misiva de respuesta encabezada con un “querido Albert” de su puño y letra y en la que asegura que la Constitución se garantiza en el Gobierno de Navarra y también se hará en Cataluña en caso de que el Govern vuelva a la vía unilateral. En cuanto a la carga impositiva apuestan por una redistribución de la riqueza con el alivio a las clases medias y trabajadoras. Antes de hacerse pública esta respuesta, la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, ya había anticipado que no daban viabilidad a una propuesta de Rivera que no consideraban “seria” y que se encuadraba en un giro estratégico de última hora para recuperar protagonismo.

La formación naranja ha indicado en un comunicado que “la respuesta de Sánchez es una tomadura de pelo a todos los españoles” ya que asegura que “es mentira que el PSOE esté cumpliendo con las tres condiciones planteadas y además rechaza una reunión con la oposición para abordar esa solución de Estado”.

Para el líder de Cs la respuesta de Pedro Sánchez “no está a la altura de un candidato a la presidencia del Gobierno de España” sino que “es una colección de mentiras” y asegura que “los españoles saben” qué es lo que está haciendo el PSOE en Navarra, qué es lo que está haciendo PSOE en Cataluña y cuál es el programa económico de Sánchez.

Por todo ello, Rivera le exige que, si quiere acabar con esta situación de bloqueo, recapacite y rectifique, vire hacia el constitucionalismo y esté a la altura de los españoles. “En caso de que no rectifique y no se comprometa con esta solución de Estado, el voto de Ciudadanos seguirá siendo NO a su investidura”.

Pedro Sánchez se adelantaba hoy al Rey en su ronda de consultas con los partidos políticos y antes de que todos ellos desfilaran por Zarzuela, el presidente del Gobierno en funciones descolgó el teléfono para conocer “su decisión final”. Así lo comunicaban fuentes del PSOE que informaban de que el primero en recibir la llamada habia sido el secretario general de Unidas Podemos.

Pedro Sánchez ha llamado a Pablo Iglesias a las 11:00 para preguntarle la decisión final del grupo confederal sobre una eventual nueva investidura. Según fuentes del PSOE, Iglesias ha transmitido que mantendrían la abstención salvo que el PSOE aceptara un gobierno de coalición.

En caso de un eventual acuerdo entre PSOE y Cs, Iglesias ha trasladado que el grupo confederal valoraría el contenido de dicho acuerdo para decidir su voto final. El presidente en funciones ha transmitido a Iglesias que le informará regularmente de los asuntos de Estado.

En las últimas horas y tal como adelantó LA RAZÓN, los socialistas se han abierto a recibir “gratis” los votos de Podemos, esto es, sin un compromiso programático que garantice la gobernabilidad.

La ronda de contactos de Sánchez ha continuado con el líder del PP, Pablo Casado, que ha trasladado su rechazo a la investidura del candidato socialista, informan fuentes socialistas. Esto a pesar de que Sánchez le ha pedido su abstención para “constituir un Gobierno progresista cuya estabilidad no dependa de las fuerzas independentistas”. Sánchez le ha argumentado que con el calendario catalán (sentencia del “procés”) y europeo (Brexit) es importante tener un Gobierno estable con plenas capacidades. Capacidades que se ven mermadas si el Ejecutivo está en funciones. Tras la negativa tanto de Iglesias como de Casado, Sánchez queda en manos de Rivera para evitar las elecciones.

Fuentes del PSOE aseguran que “el compromiso del presidente en funciones Pedro Sánchez es abrir una legislatura sin necesidad de ir a elecciones y disponer de un Gobierno estable que es lo que necesita España”.