Sobriedad y elegancia

La Razón
La RazónLa Razón

El día de su proclamación como Reina de España, Doña Letizia ha elegido un conjunto de vestido y levita de corte imperio, en crepé blanco roto, que manifiesta su apuesta por un estilo sobrio y elegante.

Mi compañero Felipe Varela, modisto de cabecera de la hasta hoy Princesa, ha creado para la ocasión una favorecedora levita con cortes horizontales semicirculares, una técnica de costura que se utiliza para entallar el pecho y eliminar pinzas y costadillos que, en este caso, han sido dos: uno a modo de canesú y otro marcando el denominado corte imperio. El cuello es a caja y sobre él destaca un bordado en degradé con pedrería multicolor en tonos rubí, ámbar, rosa y amatista que suplía la ausencia de joyas a la que nos tiene acostumbrados. Doña Letizia ha completado su look con una sobria cartera de ante y zapatos de Magrit. El cabello suelto con trenzado lateral despejaba su rostro y le imprimía un aspecto juvenil y desenfadado.

La princesa Leonor y la Infanta Sofía lucieron un favorecedor vestido de corte romántico en jacquard de seda gofrado, con falda tableada y manga francesa, ambos idénticos a excepción del color. Tono rosa tiza para la princesa Leonor y azul porcelana para la Infanta Sofía. Destacaron las manoletinas de la firma alicantina Eli.

Doña Sofia eligió un sencillo vestido de corte evasé, cuello góndola y manga francesa en raso de seda color champagne, aderezado por un espléndido collar de perlas con pendentif de rubí en forma de óvalo y doble engaste de brillantes. Doña Elena también de blanco, destaco por su habitual elegancia, con un traje de chaqueta de doble solapa plisada en organza de seda en tono nude y doble abotonadura central.