Política

Tomás Guitarte: "Exigiremos un pacto por la repoblación para dar nuestro voto"

La plataforma de electores Teruel Existe consiguió en las elecciones del pasado domingo un gran resultado, al convertirse en la fuerza más votada por delante de los partidos tradicionales
–PP y PSOE–. Sus cerca de 20.000 votos, es decir 26,8%, les otorga un asiento en el Congreso y dos en el Senado. Desde las Cortes harán todo lo posible por lograr un pacto de Estado por el equilibrio territorial con un mecanismo presupuestario.

Publicidad

–Han conseguido 2.223 votos más que el PP y 919 más que el PSOE, ¿esperaba un resultado tan bueno?

– Sí que esperábamos una respuesta masiva a pesar del CIS que nos dio cero y nos ninguneó. Resulta que hemos sido la fuerza más votada de toda la provincia. Si el CIS es incapaz de predecir lo que está pasando en la provincia de Teruel es muy significativo. El resultado está dentro de la horquilla que barajábamos. Estamos muy ilusionados y agradecidos a todos los turolenses que han depositado la confianza en nosotros.

–¿Es consciente de que tienen la llave del Gobierno?

–Durante la campaña hemos repetido que nosotros vamos a apoyar la gobernabilidad del país. Nos hemos quejado en la legislatura anterior de que mientras la vida real seguía con sus problemas se estaba perdiendo el tiempo en negociaciones que solo tenían un interés partidista. Después de criticar eso, vamos a apoyar la gobernabilidad del país sin ideología. Lo haremos con aquel gobierno que tenga más opciones de serlo. En ese momento nos tocará negociar que se empiecen a cumplir algunas de las promesas con la provincia que nunca se han cumplido.

Publicidad

–¿Qué piden a cambio de su diputado y sus dos senadores?

–A nivel estructural y de pequeñas conquistas nos preocupa conseguir un Pacto de Estado por la repoblación y el equilibrio territorial. Entendemos que nuestro principal problema es el aislamiento que viene por la falta del equilibrio territorial. Es consecuencia de una acción errónea del Estado durante varias décadas y que ahora pretendemos que se empiece a corregir.

Publicidad

-Lo del pacto de Estado por la repoblación me suena a viejo, ¿cómo conseguirán que no sea papel mojado?

–Con mecanismos presupuestarios. Todo el mundo está de acuerdo con ese pacto de Estado contra la despoblación pero nosotros exigimos que lleve anejo un mecanismo de financiación estable que funcione independientemente del gobierno que haya en cada legislatura.

–Con su agrupación, ahora hay 18 fuerzas en el Congreso que harán muy difícil formar gobierno...

– Yo creo que independientemente de que el Parlamento esté más fragmentado, si hay voluntad se puede llegar a acuerdos. Ir a unas terceras elecciones sería un escándalo. De una manera u otra se va a conseguir una opción que garantice un Gobierno. Puede haber pocos y mal avenidos y puede haber muchos y con voluntad de acuerdo.

–Aún no tienen sede y la suya ha sido una campaña «low cost» de poco más de 14.000 euros, ¿están orgullosos?

–Dicho así parece muy sencillo, pero la nuestra ha sido una pelea de David contra Goliat. Nuestra presencia ha estado muy limitada en los medios públicos, no se nos ha invitado a ningún debate ni hemos tenido presencia en espacios electorales, pero sí contábamos con el esfuerzo de 20 años de trabajo en la provincia que nuestros conciudadanos han apreciado. Es la recompensa a 20 años trabajando por la provincia.

Publicidad

–¿Han mantenido algún contacto con PP o PSOE para tantearles?

–A nivel local nos han felicitado por nuestra victoria.

–Supongo que tendrá que abandonar Teruel y se vendrá a Madrid, ¿es así?

–Ha sido todo tan rápido, pero sí supongo que estaré a caballo entre Teruel y Madrid. Estoy acostumbrado a viajar así que no será una novedad muy grande.

–¿Cómo afronta esta etapa política?

Con mucha ilusión. Ahora tenemos las herramientas para conseguir nuestro objetivo.

–¿Cree que le seguirán otros colectivos de la «España vaciada»?

Depende del Gobierno central, aunque directa o indirectamente, a partir de ahora van a tener una voz en las Cortes.