Trabajar y servir

Los Príncipes, con los patinadores de los campeonatos de Europa, celebrados en Zagreb, en el stand de Madrid en Fitur

El juez José Castro ponía una fianza de 8,1 millones de euros a Iñaki Urdangarín y a su socio en el Instituto Nóos, el mismo día que el Príncipe celebraba su 45 cumpleaños. La Casa del Rey mantenía en el cargo al secretario de las Infantas, Carlos García Revenga, imputado por el mismo «caso Nóos» y Don Felipe, como siempre, festejaba su cumpleaños en privado, sin celebración oficial. El juez Castro sopesaba si llamar a declarar a José Manuel Romero, conde de Fontao, asesor jurídico de la Casa del Rey, y el Príncipe de Asturias, como siempre, mantenía su agenda cargada con eventos con unos y otros: los que no pueden y los que no están. Inauguraba Fitur, la Feria Internacional de Turismo. Así celebraba su aniversario: trabajando. Es, sin duda, la mejor forma de hacer frente a este vendaval. Trabajar y servir. Trabajar, que es servir.