TV3 y Catalunya Ràdio serán intervenidas para «garantizar el pluralismo político»

El canal autonómico catalán cuenta en la actualidad con 227 millones de presupuesto

La presentadora de TV3 Emper Moliner quema un ejemplar de la Constitución española en directo
La presentadora de TV3 Emper Moliner quema un ejemplar de la Constitución española en directo

TV3 y Catalunya Ràdio pasarán a estar controladas por el Estado tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución. De esta manera, el Gobierno podrá cesar o nombrar a los responsables de la televisión y la radio públicas catalanas.

TV3 y Catalunya Ràdio pasarán a estar controladas por el Estado tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución. De esta manera, el Gobierno podrá cesar o nombrar a los responsables de la televisión y la radio públicas catalanas. De esta manera se quiere, según se apuntó ayer desde Moncloa, «garantizar una información veraz y respetuosa con el pluralismo político». Asimismo se garantizará el conocimiento y el respeto de los valores y principios contenidos en la Constitución y el Estatut de Cataluña.

El documento aprobado ayer por el Consejo de Ministros tiene entre sus puntos el cese del presidente, el vicepresidente y todos los consellers del Consell de Govern, la Administración General de la Generalitat actuará bajo las directrices de los órganos o autoridades creados o designados por el Gobierno. En este sentido, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, en respuesta a las preguntas de los periodistas, aseguró que «las responsabilidades que ahora tenía el gobierno de la Generalitat en los medios de comunicación ahora pasarán a tenerlas los nuevos gestores».

Sin embargo, todavía no se sabe cómo será llevada a cabo la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Desde TV3 ayer se escucharon voces contrarias a este hecho. A este respecto, el Consejo Profesional de TV3 rechazó lo que consideran como «un ataque directo, indigno e impúdico a la libertad de expresión y de información». El canal autonómico catalán, en la actualidad dirigido por el periodista Vicent Sanchis– quien nunca ha ocultado sus simpatías hacia el independentismo–, ha sido señalado en no pocas ocasiones de haber sido uno de los principales vehículos empleados por la Generalitat para divulgar su discurso separatista.

Esta semana tuvo que declarar ante la Guardia Civil la directora de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), Núria Llorach, por haber permitido la publicación de la publicidad institucional del referéndum ilegal del 1-O. Lloranch comentó que esos anuncios aparecieron en TV3 y Catalunya Ràdio en virtud de una ley del Parlament, la cámara a la que, según argumentó, se deben los medios públicos catalanes.

El pasado viernes, Vicent Sanchis apuntó en declaraciones a la emisora RAC-1 respecto a la puesta en marcha el 155 que «si lo que se quiere hacer para restablecer la pluralidad, habría muchos más medios que se podrían intervenir para establecer una pluralidad que no han tenido nunca. Es una excusa que no aceptará nadie en ningún lugar del mundo civilizado».

La CCMA tiene en la actualidad un total de 2.312 empleados. TV3 cuenta con un presupuesto de 227 millones de euros y un déficit de 9 millones.