Sociedad

¿Por qué cada vez más mujeres españolas usan la copa menstrual?

La ecología y la sostenibilidad son dos de los principales factores que tienen en cuenta las usuarias a la hora de utilizar la copa menstrual.

●	2019 ha sido el año de la copa menstrual. España es líder en ventas de este producto en Europa, por delante de Reino Unido, Portugal, Alemania y Francia
● 2019 ha sido el año de la copa menstrual. España es líder en ventas de este producto en Europa, por delante de Reino Unido, Portugal, Alemania y Francia

La regla es una función corporal normal y un signo vital, y la experimenta casi la mitad de la población mundial. Aunque siempre ha estado rodeada de tabúes, la tendencia a considerarla como algo negativo está desapareciendo. Algunos productos, como la copa menstrual, están cambiando la visión del periodo.

Según INTIMINA, compañía que ofrece la primera y única gama dedicada a cuidar los aspectos de la salud íntima femenina, cada vez son más las mujeres que se animan a utilizar la copa menstrual (14%)[i]. De hecho, España es líder en venta de copas en Europa por segundo año consecutivo, por delante de Reino Unido, Portugal, Alemania y Francia[ii]. De hecho, el crecimiento de ventas de INTIMINA en Iberia ha sido de un 25% respecto al mismo periodo del año pasado.

Estos datos demuestran que la copa menstrual gana adeptas por sus innumerables beneficios y por ser completamente seguras para la salud íntima femenina. De hecho, un estudio publicado por la revista The Public Lancet Health[iii] afirma que las copas menstruales son seguras y son igual de eficaces que otros métodos de protección.

A nivel regional Madrid, Barcelona y Valencia encabezan el ranking de ciudades en las que más copas menstruales se usan[iv].

[i] Estudio INTIMINA “Higiene Íntima femenina en verano: cuidados y métodos de protección” realizado a una muestra representativa de 1.050 mujeres en el mes de junio de 2019 mediante el método CAWI (Computer Assisted WEB Interviewing)

[ii] Análisis de venta INTIMINA realizado entre el 01 de enero de 2019 y el 30 de noviembre de 2019.

[iii] Estudio “Uso, pérdidas, aceptación, seguridad y disponibilidad de la copa menstrual: revisión sistemática y metaanálisis”. Investigación que incluye 43 estudios y datos de más de 3.300 mujeres. Publicado el 17 de julio de 2019.

[iv] Análisis de venta realizado en Intimina.com/es entre el 01 de enero de 2019 y el 31 de noviembre de 2019.

Razones por las que muchas mujeres utilizan este método de protección revolucionario

Las españolas son conscientes de las innumerables ventajas de la copa menstrual: no absorben, sino que recogen el fluido, respetan el equilibrio íntimo y no producen sequedad asociada a otros métodos de protección tradicionales. Además, la ecología y la sostenibilidad es una tendencia al alza entre las usuarias, y cada vez son más las mujeres que se unen al uso de este producto por sus beneficios para el entorno. Si todavía no te has unido a la revolución, echa un vistazo a todas sus ventajas:

Máxima seguridad. Las copas menstruales de INTIMINA (Lily Cup, Lily Cup Compact y Lily Cup One) son una opción respetuosa para el cuerpo. Están fabricadas en silicona de grado médico biocompatible, un material no poroso que previene el crecimiento bacteriano, lo que la hace muy higiénica. No contienen tóxicos ni ftalatos (grupo de compuestos químicos principalmente empleados como plastificadores) como otros métodos de protección tradicionales. Las copas menstruales respetan el equilibrio y la flora vaginal.

100% ergonómicas. Las copas menstruales están diseñadas para adaptarse a la anatomía femenina de la manera más cómoda posible. En concreto, las de INTIMINA son ultrasuaves y forman un sellado con las paredes de la vagina completamente seguro. Con el efecto vacío se asegura de que la copa no se mueva ni el flujo se desborde. Cuenta con una solapa anti-desbordamiento para evitar posibles fugas y un tallo de fácil sujeción.

Sostenibles. Unos 100 mil millones de tampones y de compresas se desechan cada año al vertedero, tardando hasta 300 años en desaparecer. Utilizar la copa menstrual supondrá un cambio significativo para el medio ambiente. ¿Sabes cuántos productos de higiene íntima puedes desechar a lo largo de tu vida? Gracias a la calculadora menstrual de INTIMINA puedes conocer cuántos residuos se generarán.

Por ejemplo, una mujer de 35 años que utiliza compresas habitualmente gastará, hasta la menopausia, unas 134.400. Por su parte, una mujer de 25 años que utiliza tampones usará, durante toda su vida, cerca de 100.000.

Inversión a largo plazo. La copa menstrual puede usarse hasta 10 años, costando menos de 3 euros al año. Podrás ahorrarte una media del 75%.