¿Cómo ayuda la lactancia materna a reducir el estrés de las madres?

Las ventajas de dar el pecho para las madres empiezan desde la primera toma gracias a la oxitocina, también conocida como la “hormona del amor”.

Las ventajas de dar el pecho para las madres empiezan desde la primera toma gracias a la oxitocina, también conocida como la “hormona del amor”.PIXABAY

Nada más nacer, el contacto piel con piel con el recién nacido provoca en la madre un incremento de los niveles de oxitocina, conocida como “la hormona del amor” o “la hormona de las caricias”. Numerosos estudios han abordado a lo largo del tiempo los beneficios de esta hormona para las madres, entre los que destaca su efecto antidepresivo, ya que se ha demostrado las madres con mayores niveles de oxitocina padecen menos síntomas asociados a la ansiedad y la depresión[1]. Además, mientras se da el pecho, esta hormona ayuda a que la madre tenga mejor presión arterial basal, sistólica y diastólica, e incluso aumenta el umbral del dolor de la madre[2].

“La oxitocina es una hormona que se libera cada vez que el bebé succiona el pezón desde donde viaja al cerebro de la madre y del bebé”, explica Montse Robles, asesora de lactancia y responsable de divulgación de Medela, compañía suiza con más de 50 años de experiencia centrando sus esfuerzos en comprender las necesidades de las madres y el comportamiento de los bebés.

Además del control del estrés, la oxitocina tiene múltiples beneficios para las madres, entre los que se encuentran los siguientes:

· Dar el pecho desde el inicio ayuda a que el útero se contraiga más rápidamente. Esto facilita la expulsión de la placenta y evita que la madre pierda demasiada sangre[3].

· En los días posteriores al parto, la oxitocina producida con la lactancia disminuye las posibilidades de sufrir anemia ferropénica[4] debido a las pérdidas de sangre.

· La lactancia reduce el riesgo de que la madre padezca una enfermedad cardíaca y diabetes de tipo 2 a lo largo de la vida[5].

· Cada mes extra que se da el pecho también reducirá el riesgo de sufrir diferentes tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de mama, ovarios y útero[6].

Finalmente, “el aumento en los niveles de oxitocina que se producen cada vez que la madre da el pecho también ayuda a reforzar el vínculo con el bebé”, afirma Montse Robles. En este sentido, los científicos han asociado unos mayores niveles de oxitocina con lo que ellos describen como “comportamiento maternal mejorado”[7]. Esta pauta describe que existe relación significativa entre la intención de amamantar de la madre antes del nacimiento y la seguridad del apego entre mamá y bebé.

Para más información:

Duomo Comunicación

Gabinete de prensa de Medela

Myriam Rámila/Ana Ibarz

Tf.: 91 311 92 89/90-601119580

e-mail: mramila@duomocomunicacion.com / aibarz@duomocomunicacion.com

Sobre Medela

Medela, con sede central en Suiza y fundada en 1961 por Olle Larsson, está dirigida actualmente por el hijo de este, Michael Larsson. Medela concentra sus actividades en dos áreas de negocio: «Leche materna», líder en el desarrollo y la fabricación de productos y soluciones para la alimentación con leche materna, y «Healthcare», dedicada al diseño y la fabricación de soluciones tecnológicas de aspiración médica con un alto grado de innovación.

Medela realiza investigación básica en colaboración con los más destacados científicos, profesionales médicos y universidades, y aplica los resultados de dichas investigaciones al desarrollo de sus soluciones y productos de lactancia. Medela cuenta con 18 filiales en Europa, Norteamérica y Asia y, en colaboración con socios independientes, distribuye sus productos en más de 100 países. La empresa emplea a más de 1.800 trabajadores en todo el mundo, 440 de los cuales están ubicados en el cantón suizo de Zug.

Puede encontrar más información en www.medela.es

[1] Stuebe, A.M. et al. Association between maternal mood and oxytocin response to breastfeeding. J Womens Health (Larchmt). 2013; 22(4):352-361. Última vez consultado: 17 de junio de 2020, de: https://bit.ly/2zEMei8

[2] Uvnas-Moberg, K.; Petersson, M. Oxytocin, a mediator of anti-stress, well-being, social interaction, growth and healing. Z Psychosom Med Psychother. 2005; 51(1):57-80. Última vez consultado: 17 de junio de 2020, de: https://bit.ly/30Q0rE8

[3] Sobhy, S.I.; Mohame, N.A. The effect of early initiation of breast feeding on the amount of vaginal blood loss during the fourth stage of labor. J Egypt Public Health Assoc. 2004; 79(1-2):1-12. Última vez consultado: 17 de junio de 2020, de: https://bit.ly/37D9vxp

[4] Labbok, M.H. Effects of breastfeeding on the mother. Pediatr Clin North Am. 2001; 48(1):143-158. Última vez consultado: 17 de junio de 2020, de: https://bit.ly/2BdbpZE

[5] Peters, S.A.E. et al. Breastfeeding and the risk of maternal cardiovascular disease: a prospective study of 300 000 Chinese women. J Am Heart Assoc. 2017; 6(6):pii:e006081. Última vez consultado: 17 de junio de 2020, de: https://bit.ly/2Y7Mj7A

Victora, C.G. et al. Breastfeeding in the 21st century: epidemiology, mechanisms, and lifelong effect. Lancet. 2016; 387(10017):475-490. Última vez consultado: 17 de junio de 2020, de: https://bit.ly/2N929bz

[6] Li, D.P. et al. Breastfeeding and ovarian cancer risk: a systematic review and meta-analysis of 40 epidemiological studies. Asian Pac J Cancer Prev. 2014; 15(12):4829-4837. Última vez consultado: 17 de junio de 2020, de: https://bit.ly/2YKBrLL

Jordan, S.J. et al. Breastfeeding and endometrial cancer risk: an analysis from the Epidemiology of Endometrial Cancer Consortium. Obstet Gynecol. 2017; 129(6):1059-1067. Última vez consultado: 17 de junio de 2020, de: https://bit.ly/2Bh7pYd

[7] Britton, J.R. et al. Breastfeeding, sensitivity, and attachment. Pediatrics. 2006; 118(5):e1436-1443. Última vez consultado: 17 de junio de 2020: https://bit.ly/3dcttjK