“Aprender de nuestras emociones hará que nuestra vida sea mucho más fácil”

Entrevista con la Doctora en neurociencia y psicóloga, Ana Asensio, publica libro con el nombre: Vidas en Positivo, todo un canto a la esperanza.

Ana Asensio es Psicóloga y Doctora en Neurociencia, Fundadora de vidas en positivo y ahora publica libro con Penguin Random House Mondadori llamado Vidas en positivo.

-Enhorabuena por sacar el libro. ¿cree que ahora más que nunca necesitamos profesionales que nos ayuden a comprender nuestras emociones y ayudar a gestionarlas?

-Muchas gracias por la invitación y por la felicitación. A la pregunta de si necesitamos profesionales para ayudarnos a comprender y gestionar nuestras emociones, sí, sin duda estas forman parte de nuestra vida, de la normalidad del ser humano y a veces nos traen de cabeza por la necesidad de comprender cómo afrontarlas, y comprender lo que son en realidad y que nos están diciendo.

Sin duda, aprender de nuestras emociones, hará que nuestra vida sea mucho más fácil, y finalmente más feliz que es lo que todos buscamos.

-¿Qué propósito tienen las emociones en nuestra vida o dicho de otra manera, para qué nos sirven?

-Las emociones tienen un fin de responder a lo que nos sucede en la vida a nivel químico interno, son respuestas químicas para depurar lo que vivimos, sería la manera que tenemos de procesar orgánicamente lo que nos sucede. Las emociones tienen una función similar a otras como puede ser la micción. Son importantes dejarlas, sentirlas, y depurarlas. Lo que sucede es que no aparentan tener la gravedad sobre nuestro cuerpo que si dejamos un día de ir al baño, que es algo más evidente y gráfico. Poor eso cuando no las atendemos, necesitan salir de la manera que pueden y tienen muchas manifestaciones corporales para avisarnos que necesitamos limpiar y depurar. Las emociones serían algo así como ir digiriendo en nuestro cerebro lo que nos va sucediendo a nivel químico, conocer la forma en la que las sentimos y aprender a ponerles un nombre y gestionarlas de una manera inteligente y amable para nosotros.

-A veces escuchamos como algo negativo cuando se habla de una persona y se la define como muy emotiva. También, por otra parte hay personas que se controlan muchísimo, lo que no significa que no tengan emociones, y que son muy frías. ¿Qué ventajas aporta cada forma de ser?

-Como he comentado las emociones están hechas para ser sentidas y vividas, pero necesitan para nuestro equilibrio darles la importancia justa, y atenderlas de una manera equilibrada. Si nos focalizamos en una emoción y la atendemos en exceso, y esta es el miedo por ejemplo, puede llegar un momento en el que nos confundamos, nos identifiquemos mucho con el miedo y empecemos a perder objetividad y perspectiva. El miedo es saludable, es un avisador, y lo que mas daño nos produce no es el miedo, sino la interpretación de ese miedo y vivirlo de una manera muy acusada´.

En cuanto a personas que aparentemente no sienten, es posible que no estén tan conectados con sus emociones y domine en ellos la parte más racional. Aquí lo importante es saber que están dejando de escuchar una parte de su ser, que ha de ser atendido y gestionado.

Lo equilibrado sería sentir, respirar la emoción, aceptar, gestionarla es decir saber como drenarla, y pensar entonces qué quiero hacer con lo que nos sucede. El ciclo es sensación- emoción- sentimiento- pensamiento.

-¿Qué sucede con la autoestima? ¿es tan importante para nuestra vida?

-La autoestima es muy importante para nuestra vida, es tan importante que al final es lo que yo me estimo, lo que yo me quiero, lo que creo y pienso de mí, está directamente vinculada a nuestra felicidad. Si no nos queremos , no podemos ascender al siguiente nivel de ser realmente felices.Pero no confundamos quererse con que todo de nosotros nos guste o nos encante, la autoestima necesita desmontar mitos:

El primero, que no depende únicamente de la infancia, construimos autoestima el resto de nuestra vida, por eso es importante tener voluntad y hacerse responsable de la felicidad de cada uno, la ACTITUD marcará esta diferencia.

Y el segundo es pensar que si tengo mucha autoestima todo de mí me debería encantar, y esto es falso, lo importante no es tanto eso como que necesitamos de cariño y aceptación hacia nosotros, y que si algo lo puedo cambiar y deseo cambiarlo perfecto, pero si no puedo, entonces el desafío está en el amor y la aceptación para mi, en esa amabilidad que cambiará la relación que cada uno mantiene consigo mismo, siendo esta la principal fuente de amor y autoestima que existe.

-Usted habla en su libro de la felicidad. Este concepto es muy del siglo XX. ¿Se puede ser feliz o es una utopía?

-La felicidad no es lo que acostumbramos a decir “estoy feliz” cuando en realidad es me siento alegre, estoy contento, estoy entusiasmando y eso nos dura unas horas días o semanas. La felicidad no es una emoción, ni un sentimiento únicamente, es un estado de conciencia, es una actitud hacia la vida, y requiere de entrenamiento.

La felicidad también incluye tristeza, miedo, momentos de crisis, pero esta nos ayuda aportando serenidad, calma, amor hacia nosotros, comprensión en esos momentos. Y los momentos vitales alegres, y “felices”, la felicidad nos aporta disfrutarlo en presencia plena, y agradeciendo estos momentos. Siendo consciente de que la vida es cambio continuo y que vivir en el presente en presencia plena, aceptando con amabilidad lo que se nos presenta y así optar por saber qué queremos hacer es la mejor actitud para ser feliz.

-Su empresa es 100% positiva ya en el nombre, toda una declaración de intenciones lo de ser positiva pero muchas personas, que no lo son, que son más bien negativas, argumentan que son así porque son realistas, porque no hay motivos para ser otra cosa. ¿Está en desacuerdo, supongo?

-Es importante aclarar que la actitud positiva, y el positivismo no es alejarse de la realidad. El positivismo es tener una actitud practica y realista frente a la vida, es un concepto científico que ya teníamos en nuestra literatura. Yo lo que he hecho es sumar todos los conocimientos de psicología, emociones, conducta, neurociencia, y espiritualidad y hacer un método de trabajo al que llamo “inteligencia de vida” que nace de la actitud y vida positiva.

Lo que es la vida en positivo es ver la realidad tal cual es, y a partir de ahí determinar qué actitud quiero tomar frente a ello siempre teniendo en cuenta la amabilidad hacia una mismo que sin duda revertirá en amabilidad hacia los demás. Las personas negativas, que se instalan en la queja continuamente están derrochando mucha energía y transformando su cerebro en una ruta distorsionada de la realidad y focalizando cada vez más en la mala suerte de la vida. Esto suele traer conductas de victimismo y restar mucha energía en el entorno.

Yo apuesto por sumar, y aportar a la vida, y felicito a todo aquel que lo haga. Y esto no quiere decir que no haya días y días, mejores y peores, pero es cierto que personalmente yo tengo especial interés por el optimismo, pero que también atiendo a que esto no distorsione la realidad. Por eso sigo mi método como una alumna, de vivir en positivo, de manera realista y con actitud.

-¿Qué propósito tiene Vidas en Positivo, este libro y su proyecto?

-El proyecto nace con la intención de llegar a muchas personas y poder ayudar, ofreciendo herramientas y nuevas formas de ver la vida y lo que nos sucede. Vidas en positivo tiene como propósito, ayudar y además acercar la psicología todas las personas y a todos los hogares y desmitificar su necesidad y facilitar su uso a través de otros modelos de tener un psicólogo de cabecera cerca, como pueden ser las redes sociales, libros, audios, podcast, o cursos online y presenciales, sesiones, etc... Como siempre digo, un psicólogo en tu vida, que te acompañe y te ayude, puede ser uno de los mejores regalos que te puedas dar. Por eso yo invito a todo el mundo a venir conmigo a vivir la vida en positivo.

Ana Asensio

Psicóloga y Doctora en Neurociencia

Fundadora de vidas en positivo