La Mary Poppins en la era covid

No existen las niñeras perfectas pero sí prácticamente perfectas como Mary Poppins

No existen las niñeras perfectas pero sí prácticamente perfectas como Mary Poppins.
No existen las niñeras perfectas pero sí prácticamente perfectas como Mary Poppins.Mary Poppins

El confinamiento de marzo fue devastador, no sólo por la pérdida de vidas humanas, sino por el coste emocional de muchas familias con niños que no pudieron teletrabajar porque sus empleos eran necesariamente presenciales. Hubo que tirar de personas que se hicieran cargo de los pequeños que no tenían colegio porque la tan manida opción abuelos no era la más indicada debido a que, por sus edades, este colectivo era y es el más vulnerable.

No pocas familias se vieron con un tremendo problema de difícil solución. Muchas profesionales dedicadas al cuidado de los niños tenían miedo de ser contagiadas y viceversa, muchas familias que contrataban tenían miedo a que los trayectos en transporte público pudieran ser una vía de entrada al contagio. A todo esto había que añadir las clases online que sumaron mucho más estrés a los padres que teletrabajaban o dinero extra en los que tuvieron que ir a sus trabajos.

Desde entonces las cosas han cambiado y ahora las niñeras o cuidadoras de la nueva era COVID Nanas & Co explica las ventajas que tiene para una familia contratar este perfil:

  • Mejor rendimiento académico de los niños. Los padres que teletrabajan hacen auténticos malabarismos; al cuidado de los hijos se suma la ayuda con las tareas escolares que supone una carga de trabajo adicional. La mayoría de los progenitores no pueden suplir la presencia de los profesores. Una nanny cualificada atiende mejor las necesidades de un niño, ya que está formada para ello.
  • Mejor rendimiento laboral de los padres. Además de teletrabajar, cuidar y ayudar en las tareas escolares de los hijos, si no se tiene ayuda en casa, hay que hacer las tareas domésticas. Todo ello se traduce en interrupciones que menoscaban el ritmo de trabajo.
  • Apoyo en las labores domésticas. Además de ofrecer los cuidados a los niños y encargarse de ayudarles en sus tareas, la niñera será un apoyo fundamental para la familia, ya que compartirá las preocupaciones por los pequeños y aliviará las necesidades del hogar.
  • Menos estrés. Es prácticamente inviable para los padres llegar a todo y dar el 100% de sí mismos. No tener ayuda externa puede llevar a sufrir momentos de ansiedad, frustración y agobio y afectar a la relación conyugal y familiar. Una nanny cualificada estimula un ambiente hogareño menos tóxico.
  • Para todas las edades. Aunque lo lógico es pensar que cuanto más pequeños sean los hijos, más difícil será manejar la situación; lo cierto es que el problema se plantea en niños de cualquier edad, incluso adolescentes. Una niñera especializada puede ayudarlos en su organización, deberes y exámenes.
  • También aprenden idiomas. Hay nannies cualificadas que tienen total competencia en una segunda lengua, lo que permite introducir el aprendizaje de otro idioma en las rutinas diarias de los niños y jóvenes. De este modo, aprenderán de forma natural, individualizada y en un entorno lúdico. Las empresas de selección buscan a la candidata perfecta según el idioma que requiera cada familia, especialmente en los colegios británicos.
  • Headhunting como método para seleccionar el perfil perfecto. Las empresas de selección de niñeras cualificadas se encargan de hacer búsquedas activas para encontrar el mejor perfil según las necesidades específicas de cada familia y la edad de sus hijos. Perfiles como el de puericultura o graduada en Magisterio, no se pasan por alto. Pero tampoco, aquellas trabajadoras que cuentan con numerosos años de experiencia. Algo que también se tiene muy en cuenta, a la hora de entrevistar a las candidatas, son las referencias, siempre contrastadas.