Actualidad

Después de los 40: ¿Cara o culo?

Cómo mantener tus glúteos en forma y conservar la juventud y tersura facial

A los 40 el nivel de hormonas femeninas va descendiendo y por eso, se vuelve más complicado conservar el tono muscular y la tersura facial. A medida que disminuye el nivel de estrógenos, la piel se vuelve más fina y tiene más tendencia a deshidratarse.

A los 40 el nivel de hormonas femeninas va descendiendo y por eso, se vuelve más complicado conservar el tono muscular y la tersura facial. A medida que disminuye el nivel de estrógenos, la piel se vuelve más fina y tiene más tendencia a deshidratarse. Además, el cuerpo sintetiza cada vez menos cantidad de colágeno en la dermis (la proteína responsable de que nuestra piel esté tersa), por lo que las arrugas comienzan a marcarse más y notas más flacidez. También tiende a acumularse más grasa en los brazos, cuello, glúteos, abdomen o muslos, a la vez que se pierde masa muscular.

Todos los días, después de la limpieza del rostro, hay que aplicar una buena crema hidratante que se adapte a las nuevas circunstancias de tu piel, como la mencionada crema, rica en antioxidantes naturales. Por la noche utiliza su sérum hidratante, un elixir con propiedades reafirmantes que regenera tu piel mientras duermes. Una vez a la semana realiza un peeling facial natural para eliminar células muertas y restos de suciedad. La piel presentará mejor aspecto, estará más luminosa y absorberá mejor el tratamiento cosmético antiedad que estás utilizando.

Cuidado de la piel desde el interior

Para cuidar el rostro después de los 40 no sólo hace falta tratarlo desde el exterior, sino que también hay que nutrirlo desde el interior. Sigue una dieta sana y equilibrada y ayúdate de productos de nutricosmética, como el extracto en gotas Ondalium Antiox, que, tomado en ayunas, ayuda a la regeneración celular, retrasa el envejecimiento y contribuye a mejorar el aspecto de tu piel.

Dieta antiflacidez y ejercicios tonificantes

La única manera de combatir la flacidez es cuidar la dieta y poner en marcha un plan de ejercicios tonificantes para devolver todo a su sitio. Una dieta sana y equilibrada debe contener tanto proteínas de alto valor biológico, como hidratos de carbono complejos y grasas saludables o insaturadas. La falta de nutrientes y proteínas de calidad, sobre todo, pueden acelerar el proceso de descolgamiento o flacidez de la piel,ya que las proteínas son fundamentales para desarrollar y mantener nuestros músculos en buen estado. Las más recomendables puedes encontrarlas en las carnes magras, pescados y huevos y si eres vegetariana, emplea una combinación de cereal con legumbre para lograr un perfil proteico completo.

También ayudan los alimentos ricos en vitaminas, minerales y fibra, como frutas cítricas, verduras y hortalizas, que ayudan a la formación del colágeno. La ingesta de líquidos es vital: bebe mucha agua, para que tu cuerpo esté hidratado y disminuye la ingesta de café y alcohol, que deshidratan y envejecen la piel.

Otras recomendaciones a tener en cuenta en estos casos son:

1. Evitar la exposición al sol en exceso.

2. Eliminar los hábitos perjudiciales, como fumar, beber alcohol en exceso o tomar demasiados alimentos procesados o azucarados.

3. Practicar ejercicio de forma regular para tonificar el cuerpo y evitar la flacidez. Los mejoresejercicios para reducir la flacidez muscularson la natación, los abdominales y losejercicios con mancuernas.

4. El ejercicio va a ser imprescindible para reafirmar la piel flácida: un entrenador personal te diseñará un plan de entrenamiento personalizado contra la flacidez según tu condición física y necesidades particulares, de manera que irás avanzando de forma segura y progresivamente. Si de momento no vas a ningún gimnasio, te recomiendo hacer sentadillas que van a ayudar a tonificar tus glúteos.

También puedes darte un masaje corporal tonificante con aceites esenciales, como el romero, jengibre, menta, ciprés o geranio en una base de aceite de avellana o macerado de centella asiática.

La finalidad de la cosmética facial Ondalium es minimizar los daños causados por los radicales libres, para prevenir el envejecimiento y nutrir la piel aportando firmeza y luminosidad. Puedes complementar su eficacia con gimnasia facial; son ejercicios que ayudan a trabajar los músculos del rostro, consiguiendo una piel más tersa y radiante de forma natural.

Sigue estos hábitos saludables, practica ejercicios tonificantes de glúteos, tu ritual de cuidado facial diario y consume estos alimentos ricos en proteínas y nutrientes de calidad para que tu cara y tus glúteos sigan estando firmes durante mucho tiempo.