Actualidad

El vino tinto, la cerveza y el chocolate negro alargan la vida

Siempre y cuando se tome con moderación, es decir, una o dos copas al día máximo

Tanto el vino como chocolate son alimentos ricos en flavonoides que tienen efectos antioxidantes y antiinflamatorios, lo cual mejora el aspecto de la piel. Pero, además, el consumo moderado de vino (dos al día en una persona sana), aunque hay muchos estudios que intentan argumentar lo contrario, se sigue evidenciando que tiene efectos beneficiosos a nivel cardiovascular.

Publicidad

Cada día salen nuevos estudios y afirman que comer chocolate negro (2 onzas /día) y una o dos copas de vino tinto retrasan el envejecimiento. Uno de los últimos estudios realizados en las universidades de Exeter y Brighton aseguraba que ambos productos pueden rejuvenecer las células de la piel. En este estudio lo que comprobaron es que las células más viejas comenzaron a dividirse aún mayor ritmo, que es un comportamiento más propio de células jóvenes.

Tanto el vino como chocolate son alimentos ricos en flavonoides que tienen efectos antioxidantes y antiinflamatorios, lo cual mejora el aspecto de la piel. Pero, además, el consumo moderado de vino (dos al día en una persona sana), aunque hay muchos estudios que intentan argumentar lo contrario, se sigue evidenciando que tiene efectos beneficiosos a nivel cardiovascular. El vino tinto rico en polifenoles, siendo uno de ellos el citado reveratrol, sustancia química rica en antioxidantes que, según la Clínica Mayo, nos ayuda a cuidar nuestros vasos sanguíneos ya que evita la formación de coágulos y la reducción del llamado colesterol malo. Además contiene vitamina E que también ayuda limpiar nuestra sangre y vasos sanguíneos protegiendo a nuestra salud cardiovascular.

Publicidad

Al ser un gran antioxidante, constituye un gran recurso para bloquear el crecimiento de células responsables del cáncer de mama o de pulmón. En un estudio realizado en la universidad de Rochester, descubrieron que el consumo moderado de vino podría ayudar a combatir la demencia tipo Alzheimer. Según este estudio ingerir dos copas de vino pueden ayudar a eliminar los desperdicios del cerebro. Los hallazgos de estos beneficios se basan, como es lógico, en un consumo moderado mientras que el consumo excesivo abusivo puede resultar dañino para el cerebro.

Publicidad

La ingesta prolongada de grandes cantidades de etanol tiene efectos adversos en el sistema nervioso central, en cambio pequeñas dosis son potencialmente beneficiosas para cerebro ya que mejoran su capacidad para eliminar residuos. En conclusión un nuevo estudio concluye que el consumo moderado de alcohol en un efecto protector frente al deterioro cognitivo y frente a demencia eso sí siempre recalcando consumo moderado.

Al vino, aparte de ser un placer, podemos añadirle más beneficios como el de reparar el envejecimiento dado que contiene reveratrol, compuesto que se encuentra en la piel de las uvas tintas y retrasar el envejecimiento. Podemos decir que puede ser (con un consumo moderado como siempre) un aliado para bajar de peso, dado que activa un gen que impide la formación de nuevas células de grasa y, además, nos permite estimular las existentes para depurarlas e ir eliminándolas poco a poco. Todo esto siempre acompañado de una dieta equilibrada, ejercicio y seguimiento médico si queremos añadirles más beneficiados.

Las uvas presentan una serie de compuestos que, al ser fermentados en vino, tienen la virtud de evitar la aparición de los estreptococos y bacterias vinculadas a la caries además de ser muy eficaz contra la gingivitis, que son una infección típica de las encías. ¿Se le puede pedir más a una copa de vino?

Publicidad

El chocolate

El caso del chocolate no solo nos ayuda a nuestra piel sino que ayuda a la mejora de la circulación cerebral teniendo un papel muy importante en el rendimiento intelectual y de la memoria. ¿Por qué cuando comemos chocolate tenemos esa sensación de bienestar? Porque el chocolate contiene dos sustancias, una de ellas la anandamida, una sustancia relacionada con la sensación de bienestar y que, además, es rico en feniletilamina, un estimulante natural capaz de acelerar la frecuencia cardíaca a la vez que produce excitación y aumenta la capacidad de atención y que hace que nos mantengamos en alerta.

El chocolate tiene un efecto también cardioprotector gracias a la epicatequina, un polifenol que promueve la circulación sanguínea, incrementa la elasticidad de las paredes arteriales, reduce la presión arterial, así como la formación de las placas ateroscleróticas, eleva el colesterol bueno HDL, y mejora la resistencia a la insulina. Por su actividad antioxidante se ha demostrado que tiene un impacto positivo en la función cerebral y la memoria.

Además, actúa contra la hormona cortisol, que es la responsable del estrés. Es decir, lo baja y este aspecto también será porque disminuye la presión sanguínea. Además, aumenta la sensación de saciedad lo cual es excelente para el control del peso es así siempre que sea consumido con moderación. Ayuda a disminuir la depresión haciéndote sentir bien y mejorando el estado de ánimo de las mujeres durante el periodo premenstrual. Intensifica la libido sobre todo al deseo sexual en las mujeres considerándose como un afrodisiaco esencial. Lo tiene todo: rico, sano y con múltiples propiedades, eso sí, chocolate negro (sin leche) y en consumo moderado.

La cerveza

La cerveza alarga la vida y nos la hace más fácil. Científicos de la universidad de Tel Aviv han demostrado que tiene efectos positivos en nuestro genoma y puede alargar la vida de los que la beben, en este estudio los científicos israelíes han demostrado que la cafeína acorta los telómeros (la parte final de los cromosomas del ADN) y el alcohol los alarga este acortamiento de los telómeros está relacionado directamente con el envejecimiento y el cáncer.

La cerveza contiene potasio, silicio y vitaminas del grupo B. Un consumo moderado de la misma en la mujer en el periodo de la menopausia es beneficioso por su poder antioxidante y ayuda a prevenir patologías derivadas del descenso de estrógenos propios en esta fase de la vida. Además, los polifenoles ayudar a reducir los efectos oxidativos responsables del envejecimiento del organismo y es beneficioso contra la osteoporosis y los desórdenes neurodegenerativos como el Alzheimer.

Hay estudios que reflejan que una cerveza al salir del trabajo alarga la vida y rejuvenece. Este estudio está avalado por la sociedad americana de genética humana que reconoce que una cerveza o una copa de vino al día podría contribuir a disminuir el nivel de estrés y con ello poder alcanzar una mayor longevidad porque si disminuimos nuestro estrés habremos contribuido a disminuir uno de los factores de riesgo cardiovascular. Además de hacernos desconectar del trabajo o problemas cotidianos y tener relaciones sociales que nos permitan reír que también esta demostrado que alarga la vida. 15 minutos de risa al día, 4 años más de vida. Según investigadores de la Universidad de Navarra, reír nos protege, alivia el dolor, mejora la circulación y quema calorías.

Lo que todos conocemos como barriga cervecera ocurre como todo cuando las cosas no se hacen con moderación y dentro de un contexto de una alimentación saludable y acompañada de ejercicio físico. En cuanto a las calorías de uno u otro una cerveza en lo que es una caña tiene aproximadamente 80-90 kcal y una copa de vino en función del vino estar en torno al igual entre las 80-100kcal. Estas calorías dentro de una alimentación saludable son mínimas, todo va a depender de cuantas copas tomemos, de que lo que acompañemos y de si no tenemos una hábitos de alimentación y ejercicio saludables.

La doctora Amaro es médico y autora del método Pérdida de peso del Método Amaro.