Kirk Douglas deja toda su fortuna a la caridad y su hijo Michael no se lleva nada de la herencia

Los millones del actor fallecido irán para el hospital infantil de Los Ángeles, el Templo Sinaí o la Universidad de San Lorenzo

Thumbnail

El actor Kirk Douglas, fallecido el pasado 5 de febrero a los 103 años, habría dejado toda su fortuna a la caridad, según indica Mirror. Kirk no ha dejado nada de los 60 millones de dólares que componen su fortuna a su hijo Michael, el más famoso de sus descendientes y su heredero más prominente dentro del mundo del espectáculo.

Parte del dinero irá a la Fundación Douglas, creada por él mismo y por su mujer, Anne. La fortuna del actor irá para contribuciones solidarias, como el hospital infantil de Los Ángeles o el Templo Sinaí, así como la Universidad de San Lorenzo o el Teatro Kirk Douglas. Antes del fallecimiento de Douglas, él y Anne ya estaban en proceso de hacer donaciones más generosas.

Aun así, es curioso que nada del dinero fuera para Michael, quien respondió a la muerte de su padre publicando una serie de fotos de los dos juntos, incluyendo un retrato familiar de todos los hijos de Kirk, y llamó a su padre como “leyenda, humanitario y esposo maravilloso”: “Es con una tristeza tremenda que mis hermanos y yo anunciamos que Kirk Douglas nos dejó hoy a la edad de 103 años”, escribió Michael en ese momento.

“La vida de Kirk estuvo bien vivida. Deja un legado en el cine que perdurará por las generaciones venideras, y una historia como un reconocido filántropo que trabajó para ayudar al público y traer la paz al planeta. Permítanme terminar con las palabras que le dije en su último cumpleaños y que siempre serán ciertas. Papá: te quiero mucho y estoy muy orgulloso de ser tu hijo ", dijo Michael.

La esposa de Michael, Catherine Zeta-Jones, fue una de las que lideró los homenajes a raíz de la muerte de su suegro, escribiendo junto a una foto de la pareja: “Para mi querido Kirk, te amaré por el resto de mi vida. Ya te extraño. Sueña profundo...”. Una gran cantidad de otras estrellas de Hollywood se unieron al torrente de dolor.

Kirk y Anne se casaron en 1954, siendo el segundo matrimonio del actor. Con ella tuvo dos hijos, Peter y Eric, este último fallecido en 2004, a la edad de 46 años, por una sobredosis. Sus otros dos hijos son Michael y Joel, de la primera esposa de Kirk, Diana.