A Ana María Aldón, ya no la apoya ni Gloria Camila, su defensora en plató.

Rocío Flores llegó a asegurar que, con su “abuelastra”, se ha “llevado la hostia más grande”

Rocío Flores y Ana María Aldón en "Supervivientes"
Rocío Flores y Ana María Aldón en "Supervivientes"Captura de Telecinco

Ana María Aldón se ha quedado sin apoyos. Ni su marido, Ortega Cano, ni su defensora en plató, Gloria Camila entienden ni comparten la actitud de la diseñadora con la que pensaban sería su mejor apoyo en la isla: la nieta de Rocío Jurado.

Padre e hija se han manifestado sobre la desconcertante actuación de Ana María Aldón en Supervivientes 2020 y ambos ha dejado claro que no comparten la manera en la que está actuando con respecto a Rocío Flores. Hasta su propio marido, en declaraciones a Sálvame, se ha mostrado decepcionado ante la falta de apoyo de su mujer a Rocío Flores, a la que considera parte de su familia.

Tampoco ya Gloria Camila pone paños calientes a la actuación de su “madrastra” tras ver cómo, una vez más, Ana María no defendía a Rocío de los ataques de Yiya. Muy enfadada, Gloria Camila no ha dudado en criticar a la mujer de su padre: “Las faltas de respeto son constantes y no llego a entender porqué Ana no da la cara por Rocío. No es su niñera y vale que hagan concursos diferentes, pero que no te corra por las venas decir “Yiya, ya está bien” sabiendo cómo le está afectando a Rocío este tema....” ha comentado Gloria, desconcertada y dolida.

Hasta Terelu se ha posicionado por primera vez con Rocío Flores

“Me pareció de una crueldad y una falta de sensibilidad. Me parece alucinante. Solo hay que ver la cara de Gloria el otro día en la gala”-decía Terelu en una videollamada a Viva la Vida-"Estoy escandalizada con Ana María Aldón. Aunque no quieras a una persona, aunque sea para no quedar mal defiéndela. No tengo ningún trato con Rocío pero le entiendo completamente".

La hija de Maria Teresa Campos, acérrima defensora de Rocío Carrasco a quién considera su “hermana”, se posiciona por primera a favor de Rocío Flores, a pesar de que “no tengo ninguna relación con ella”. De hecho, Terelu ha estado a punto de llamar a Ortega Cano pero finalmente no lo ha hecho por “pudor”: “Yo iba a llamar a Ortega Cano, pero me ha dado pudor. Creo que se está comiendo esta circunstancia y ahora no va a ser crítico con ella”, ha revelado a sus compañeros de “Viva la Vida”.

De este modo, e inesperadamente, Terelu Campos se une al bando de la hija de Rocío Carrasco en este nuevo conflicto entre los componentes de la familia de “la más grande” que a punto ha estado de provocar el abandono del fichaje estrella de esta edición de Supervivientes.

Rocío Flores: “me habría partido los cuernos por Ana María”

En la semana más dura de concurso para la nieta mayor de Rocío Jurado, en la que ha sufrido un ataque de ansiedad y amagado con abandonar la isla, la falta de empatía de Ana María Aldón ha sido una puñalada trapera que Rocío aún no ha sido capaz de asimilar.

"Si a Ana María le pasa lo que a mí me habría partido los cuernos, igual que defendí a mi padre en su concurso o a Gloria Camila con dos personas en ese concurso”-confesaba Rocío Flores a sus compañeros de supervivencia.

Antonio Pavón, confidente y amigo de Ana María, justifica a la mujer de Ortega Cano

Y aunque la actitud de la mujer de Ortega Cano es difícilmente justificable, su gran amigo y confidente en la isla, el torero Antonio Pavón ha defendido su comportamiento. “Ana María es una persona excelente, muy justa, que no se va a inclinar a un sitio u otro. Ella no tiene por qué pelearse porque yo siempre la he tratado como un caballero. También ha visto que Rocío, que es una niña mimada y muy maleducada, hace cosas detrás de las cámaras”, decía el torero que ha tenido que abandonar el concurso por un problema de salud.

Según Pavón, la actitud de Rocío, detrás de las cámaras nada tiene que ver con lo que muestra cuando sabe que está siendo grabada. El torero asegura que la hija de Antonio David Flores pone malas caras y hace comentarios de mal gusto cuando no hay cámaras delante y "luego se hace la víctima y llama a Ana María”- explicaba Pavón.