La incendiaria carta de Meghan y Harry a la prensa británica

La pareja ha anunciado que no volverá a colaborar con los periodistas de cuatro cabeceras

FILE - In this Tuesday Jan. 7, 2020 file photo Britain's Prince Harry and Meghan, Duchess of Sussex leave after visiting Canada House in London after their recent stay in Canada. In a stunning declaration, Britain's Prince Harry and his wife, Meghan, said they are planning "to step back" as senior members of the royal family and "work to become financially independent." A statement issued by the couple Wednesday, Jan. 8, 2020 also said they intend to "balance" their time between the U.K. and North America. (AP Photo/Frank Augstein, FILE)
FILE - In this Tuesday Jan. 7, 2020 file photo Britain's Prince Harry and Meghan, Duchess of Sussex leave after visiting Canada House in London after their recent stay in Canada. In a stunning declaration, Britain's Prince Harry and his wife, Meghan, said they are planning "to step back" as senior members of the royal family and "work to become financially independent." A statement issued by the couple Wednesday, Jan. 8, 2020 also said they intend to "balance" their time between the U.K. and North America. (AP Photo/Frank Augstein, FILE)Frank AugsteinAP

La guerra contra la prensa británica continúa. El príncipe Harry y Meghan Markle enviaron ayer una carta a cuatro diarios de su país (Daily Mail, Express, MIrror y The Sun) para anunciar que a partir de ahora dejarán de colaborar con ellos. Lo hacen además en un momento muy oportuno ya que esta semana comienza el juicio en el Tribunal Supremo de Londres en el que ellos declararán de forma telemática.

En la nota enviada a los tabloides la pareja destaca que no habrá ningún tipo de corroboración para sus periodistas es decir que no devolverán las llamadas que se hagan para confirmar informacionesque lleguen a sus redacciones, por lo que podrán ser acusados de contar o publicar informaciones aun cuando "saben que será distorsionado, o son falsas.

De toda la carta que reproducimos a continuación destaca especialmente el fragmento en el que dice "El duque y la duquesa de Sussex han visto a personas que conocen, así como a extraños completos, ver sus vidas completamente separadas sin ninguna buena razón, aparte del hecho de que los chismes salaces aumentan los ingresos publicitarios”. Unas palabras dirigidas a Thomas Markle, padre de Meghan, quien fue el detonante de la batalla legal que se juzga a partir de este viernes, al haber facilitado al Daily Mail la “carta de la discordia” que la ex actriz le escribía unos meses después de su enlace con el príncipe Harry y que la cabecera británica publicó en febrero.

"A medida que el duque y la duquesa de Sussex van instalándose en el próximo capítulo de sus vidas y ya no reciben ningún apoyo financiado con fondos públicos, estamos escribiendo para establecer una nueva política de relaciones con los medios, específicamente en lo que respecta a su organización.

Al igual que usted, el duque y la duquesa de Sussex creen que una prensa libre es la piedra angular de cualquier democracia, especialmente en momentos de crisis. En el mejor de los casos, esta prensa gratuita arroja luz sobre lugares oscuros, contando historias que de otro modo no se contarían, defendiendo lo que es correcto, desafiando el poder y responsabilizando a quienes abusan del sistema.

Se ha dicho que la primera obligación del periodismo es la verdad. El duque y la duquesa de Sussex están totalmente de acuerdo.

Es gravemente preocupante que una parte influyente de los medios, durante muchos años, haya tratado de aislarse de asumir la responsabilidad de lo que dicen o imprimen, incluso cuando saben que será distorsionado, es falso o invasivo más allá de lo razonable. Cuando el poder se disfruta sin responsabilidad, la confianza que todos depositamos en esta industria tan necesaria se degrada.

Esta forma de hacer negocios tiene un costo humano real y afecta a todos los rincones de la sociedad.

El duque y la duquesa de Sussex han observado a personas que conocen, así como a completos extraños, ver sus vidas completamente separadas sin ninguna buena razón, aparte del hecho de que los chismes salaces aumentan los ingresos publicitarios.

Dicho esto, tenga en cuenta que el duque y la duquesa de Sussex no se involucrarán con su publicación. No habrá corroboración y cero compromiso. Esta es también una política que se está instalando para su equipo de comunicaciones, con el fin de proteger a ese equipo del lado de la industria que los lectores nunca ven.

Esta política no trata de evitar las críticas. No se trata de cerrar una conversación pública o censurar informes precisos. Los medios tienen todo el derecho de informar y, de hecho, tienen una opinión sobre el duque y la duquesa de Sussex, buena o mala. Pero no puede basarse en una mentira. También quieren ser muy claros: esto no es de ninguna manera una política general para todos los medios.

El duque y la duquesa de Sussex están ansiosos por trabajar con periodistas y organizaciones de medios de todo el mundo, interactuando con los medios de base, los medios regionales y locales, y los periodistas jóvenes y prometedores, para destacar los problemas y las causas que tanto necesitan ser reconocidas. Y esperan hacer todo lo posible para ayudar a que tengan nuevas oportunidad voces más diversas y subrepresentadas, que se necesitan ahora más que nunca.

Lo que no harán es ofrecerse como moneda para una economía de clickbait y distorsión".

Nos alienta que este nuevo enfoque sea escuchado y respetado