¿Imaginas un champú creado solo para ti?

Una línea capilar formulada según las necesidades de cada cabello

Nunca creí en los test personalizados para crear la crema , el champú o el labial de to vida pero esta vez me he tenido que callar y he visto que realmente puede ser posible y probando con Shampora he descubierto el mejor producto capilar que he probado nunca. Mi cabello ha cambiado de verdad . Hay un antes y un después con esta marca de productos capilares que realmente es lo mejor que probado hace mucho tiempo .Shampora ha llegado a España para crear tu rutina capilar a la carta. Por fin es posible tener un Champú, un Acondicionador y un Leave-In exclusivamente para ti, con tu nombre, tu aroma favorito y tu fórmula personalizada.

Cabello fosco, demasiado lacio, con frizz, caspa, teñido... Cada melena tiene un sinfín de peculiaridades para las cuales suele ser difícil encontrar un solo producto. Gracias a la tecnología de Shampora, puedes añadir cualquiera de tus características y tu fórmula personal se creará como por arte de magia y tendrás todo lo que tu pelo necesita en un bote.

¿Cómo?

A través de www.shampora.es un asistente virtual te guía mediante unas preguntas específicas con el fin de analizar tu cabello, tu piel, tus necesidades y tus deseos. En el último paso del proceso un algoritmo matemático elabora una lista personalizada de ingredientes, presentes en la naturaleza, para tu caso concreto. Así de fácil es conseguir los básicos del cabello con la certeza de que cada ingrediente le sentará bien.

Una vez que el sistema recoge los datos, se envían al laboratorio donde los cosmetólogos elaboran tus productos respetando los mejores estándares de calidad.

El champú y el acondicionador se crean en el acto para garantizar la compra de un cosmético que no ha permanecido en las tiendas durante largos períodos. Cada fórmula es única y se personaliza aún más gracias a la fragancia que tú has escogido previamente en el formulario. Otra ventaja es que en el site tienes, como cliente, tu espacio personal donde se guardan tus formulaciones y que pueden ser cambiadas en cualquier momento, según necesidades.

La cosmética personalizada ya es un hecho

“Me di cuenta de lo difícil que era encontrar el producto adecuado para manejar mi cabello, así que pensé en un sistema que me pudiera ayudar con mi investigación”, explica Manuel Corona, CEO y fundador de Shampora, quien, después de algunos años de experiencia en L’Oréal, decidió perseguir su visión.

En el mercado no hay productos específicos para todos, sino muchas soluciones adecuadas para grupos de personas con necesidades similares (Champú para cabello rizado, mascarilla para cabello teñido, acondicionador para cabello decolorado, etc.) Muchas necesidades y combinaciones y demasiados productos diferentes. Este motivo llevó a pensar a los expertos de Shampora que un algoritmo podría crear una fórmula a medida para producir un producto único. Así nació el concepto de Shampora.

Las mujeres, sobre todo, tienden a almacenar decenas de productos cosméticos que terminan por no utilizar. Esto, según Corona, “se debe a que los cosméticos que hay en el mercado resuelven únicamente una o dos necesidades del consumidor y, por ende, éstos se lanzan a comprar otros productos para compensar las deficiencias de uno”. Según afirma el experto de Shampora “el objetivo de un cosmético personalizado busca acercarse al máximo a la satisfacción personal de las necesidades de la clienta, y, de ese modo, ya no tendrá que buscar por su cuenta el mejor producto, porque son los expertos quienes se ocupan de seleccionar los mejores ingredientes para ella”.

Los básicos del cabello y de Shampora

Actualmente, la rutina de cuidado del cabello se forma de: Champú, Acondicionador y Leave-In. Es decir, un buen lavado, un acondicionado y la preparación para el secado y peinado. Por eso, Shampora vende estos tres productos, por el momento, aunque tienen en previsión nuevos lanzamientos para los próximos meses. Cada uno de ellos se crea específicamente para cada cliente, por lo cual su formulación y aroma varía de unos a otros.