Olga Moreno, muy afectada por las “infidelidades” de su marido Antonio David

La salida a la luz de mujeres que aseguran que el ex guardia civil le fue infiel empieza a pasar factura a un matrimonio que parecía idílico

Al mal tiempo buena cara. Eso dicen, pero en el caso de Olga Moreno no se cumple, solamente hay que analizar su rostro cuando el lunes fue a recoger a Antonio David Flores a la estación del AVE de Málaga. Seriedad absoluta y escasez de muestras de cariño. Ni se bajo del coche para abrazarle, como solía hacer en anteriores ocasiones.

La salida a la luz de mujeres que aseguran que el ex guardia civil le fue infiel empieza a pasar factura a un matrimonio que parecía idílico. Veinte años de amor marcado hoy por la presunta existencia de unos cuernos. Hace tiempo Antonio reconoció públicamente que fue infiel a Olga cuando eran novios. Aquella aventura les separó una temporada, pero llegó la reconciliación. La actualidad parece indicar que Flores no aprendió la lección y, de momento, ya son tres los casos que le ponen de nuevo en el candelero.

Isabel Avila abrió la caja de los truenos contando en “Salvame” que fue amante del colaborador del programa durante tres meses, luego aparecieron unas imágenes en una discoteca en las qu el ex de Rocío Carrasco parecía flirtear con la reportera Marta Riesco, y el pasado lunes llegaba la filipina Malú Sebastián para darle la puntilla. La primera superó con éxito un Polideluxe en el que se demostró que la relación era verdadera y que hubo relaciones sexuales continuadas. A la segunda y tercera, el tertuliano las niega tajantemente. Marta es una compañera y amiga y se estaban saludando, dice, y añade que a la asiática no la conoce.

Olga defiende la integridad moral del hombre de su vida, asegura, al igual que hace él, que nadie conseguirá romper su unión, pero la situación genera en la esposa serias dudas que intenta no expresar en público. En su entorno afirman que está muy afectada, que los dos tuvieron una conversación muy larga en la que afloraron los reproches. Y el circo “Infiel” no ha hecho más que empezar, esto parece una cadena de mujeres que saben que Antonio es un hombre casado, pero que lo pasan por alto en aras de un buen polvo, porque tanto Isabel como Malú le califican con un diez en la cama. Ya contó Nuria Bermudez que tuvo seis orgasmos en una noche, Isabel que cinco y la filipina no dio cifras pero aseguró que las noches de pasión con Flores eran apoteósicas.

La papeleta es tremenda para Antonio David. Ya veremos como transcurre el culebrón en próximos días. Es digno de la telenovela más tortuosa. Cuernos, amor, pasión, sexo, enfrentamientos... Menuda audiencia.